Viernes 19 de agosto de 2022

Comienza el primer Año Jubilar del Camino Ignaciano

  • 31 de julio, 2015
  • Manresa (España)
Hoy, fiesta de san Ignacio de Loyola, inicia el primer Año Jubilar del Camino Ignaciano que se prolongará hasta la festividad de San Ignacio del año siguiente. Los actos de apertura tienen lugar hoy en Manresa, España y en Loyola el 1 de agosto, con la celebración tradicional de la festividad del santo patrón. El Camino Ignaciano es una propuesta de peregrinación que rememora el itinerario que Ignacio de Loyola recorrió en 1522 desde la casa torre de su familia en Loyola hasta Manresa para viajar a Tierra Santa como peregrino.
Doná a AICA.org
Hoy, fiesta de san Ignacio de Loyola, inicia el primer Año Jubilar del Camino Ignaciano () que se prolongará hasta la festividad de San Ignacio del año siguiente.

Los actos de apertura tienen lugar hoy en Manresa, España. A las 20 se procederá a la apertura de la puerta jubilar en el Santuario de la Cova de St. Ignasi, en una Eucaristía solemne presidida por el padre Josep M. Soler OSB, abad de Montserrat, y concelebrada por el padre Llorenç Puig SJ, delegado de la Compañía de Jesús en Cataluña, monseñor Joan Antoni Castillo, arcipreste de Manresa, monseñor Antoni Boqueras, rector de la Seu, el padre Lluís Magriñà SJ, superior de la Cova y el padre José L. Iriberri SJ, director del Camino Ignaciano.

El inicio del Año Jubilar se celebrará en el Santuario de Loyola el 1 de agosto, dado que en el Santuario de Loyola es tradición celebrar la festividad de San Ignacio el 1 de agosto, a la que acuden las autoridades del gobierno vasco, la diputación foral de Gipuzkoa y el ayuntamiento de Azpeitia.

Antes de comenzar la misa, a las 11, el obispo de San Sebastián, monseñor José Ignacio Munilla bendecirá la placa que da inicio al Camino Ignaciano.

La celebración eucarística estará presidida por monseñor Munilla y concelebrada por monseñor Francisco Pérez González, arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela, monseñor Mario Iceta, obispo de Bilbao, monseñor Miguel Asurmendi, obispo de Vitoria, el padre Francisco José Ruiz Pérez SJ, provincial de España de la Compañía de Jesús, padre Koldo Alzibar SJ, rector del Santuario de Loyola y el padre José L. Iriberri SJ, director del Camino Ignaciano.

Camino Ignaciano
El Camino Ignaciano es una propuesta de peregrinación que rememora el itinerario que Ignacio de Loyola recorrió en 1522 desde la casa torre de su familia en Loyola hasta Manresa para viajar a Tierra Santa como peregrino.

Se trata de un recorrido de 700 kilómetros, que es ante todo una peregrinación espiritual para volver a gustar internamente esa conversión que tanto san Ignacio como cualquier hombre o mujer de nuestro tiempo están llamados a vivir.

La ruta puede recorrerse en 27 etapas, y pasa por lugares tan especiales como Aránzazu, Laguardia, Navarrete, Logroño, Calahorra, Tudela, Zaragoza, Lérida, Verdún? hasta llegar a Manresa. Parte del tramo se hace como en su día lo recorrió san Ignacio, por el Camino de Santiago, sólo que en sentido contrario. No obstante, lo fundamental no se encuentra en el esfuerzo físico, sino en el ejercicio espiritual que el santo guipuzcoano experimentó. Por el Camino, ya han transitado al menos 600 personas desde que comenzó a promoverse hace cuatro años.

El Año Jubilar ignaciano se celebra con el objetivo de potenciar el Camino Ignaciano como instrumento de encuentro con Dios y de crecimiento personal y con la vista puesta en el 500º aniversario de la conversión de Iñigo de Loyola y su peregrinación a Manresa, que se conmemorará con un segundo Año Jubilar entre el 31 de julio de 2021 y 2022.

Lo propio de los años santos que se celebran con tanta frecuencia en el mundo cristiano es la renovación de la propia vida, la reconciliación de lo separado o dividido, en definitiva reencontrarse con el sacramento del perdón.

El Jubileo del Camino Ignaciano alcanza a aquellos que cumpliendo las condiciones establecidas por el derecho canónico (misa, confesión y oración por las intenciones del Papa) realicen la peregrinación del Camino Ignaciano vivido en espíritu de peregrinación y siguiendo alguna modalidad de los Ejercicios Espirituales, visiten alguno de los santuarios ignacianos del camino y lleven a cabo alguna obra de caridad ya sea antes o durante la peregrinación.+