Miércoles 28 de febrero de 2024

Comenzó la asamblea de directores diocesanos de OMP Argentina

  • 8 de febrero, 2024
  • Buenos Aires (AICA)
El presidente de la Comisión de Misiones del Episcopado y obispo de Neuquén, monseñor Fernando Croxatto, presidió ayer la misa de apertura. Las jornadas se extenderán mañana, viernes 9.
Doná a AICA.org

La Asamblea de directores diocesanos de Obras Misionales Pontificias (OMP) Argentina se inició el miércoles 7 de febrero, con una misa presidida por el presidente de la Comisión de Misiones del Episcopado y obispo de Neuquén, monseñor Fernando Croxatto. Concelebraron la Eucaristía el padre Fernando Sánchez CM, director de OMP Argentina, y otros sacerdotes.


La asamblea se enmarca en el lema de la Jornada Mundial de las Misiones 2024, convocada por el Papa Francisco: ‘Vayan e inviten a todos al banquete’.


En la homilía de la misa de apertura, monseñor Croxatto señaló: “Hoy nosotros nos sumamos a esta tarea misionera. ¡Qué lindo es que podamos reflexionar sobre la realidad de nuestras diócesis, Iglesias y comunidades, y que miremos hacia dentro del corazón, lo bueno y lo malo!”.


“En este tiempo, en el cual estamos caminando sinodalmente, una de las cosas lindas fue volver a recuperar la experiencia del Espíritu Santo que habita en nuestros corazones, que habita en cada uno de nosotros”, continuó.


El prelado recordó que “debemos recuperar la conciencia de escucha del Espíritu que habla en el otro, y no perder la conciencia de ver qué es lo que el Espíritu me está diciendo en el corazón de mi hermano”. “¡Qué lindo que es tomar la responsabilidad de que lo que cada uno diga brote del corazón, de recuperar en estos días y dejar sacar todo esto bueno que el Espíritu puso en nuestro corazón y para el bien de toda la Iglesia!”.



Finalizada la celebración, el director de OMP Argentina brindó unas palabras de bienvenida y subrayó: “Para nosotros es una alegría que hayan respondido a la invitación para participar de esta Asamblea 2024. Sabemos muy bien que no es fácil poder viajar hasta aquí, para dedicar unos días al compartir y al soñar nuestra vida misionera en la Argentina”. “Es mi deseo que este sacrificio y este tiempo dedicados a estar aquí valgan la pena”, agregó. 


Además, señaló que, “desde OMP nacional, hemos pensado que estos días sean de compartir para conocernos más, fortalecer los lazos de amistad y compañerismo, animarnos y fortalecernos en nuestro servicio misionero, como así también el poder pensar entre todos cómo animar nuestras comunidades, enriqueciéndonos desde lo que cada equipo misionero va haciendo en sus diócesis y, a la vez, proyectar caminos de animación y misión nuevos”.


“Es una alegría constatar que este año se hayan sumado otros directores que no habían tenido la posibilidad de estar el año pasado: gracias por estar hoy aquí. También damos la bienvenida a los nuevos directores, algunos de los cuales han asumido la animación diocesana después de la asamblea anterior, y otros están dando sus primeros pasos en el servicio este año”, enfatizó.



Luego, dijo que, “en estos días, queremos darle al Señor -Quien nos ha llamado a ser sus discípulos misioneros, para estar con Él y enviarnos a la misión- nuestro tiempo personal y comunitario en la adoración, la oración y en la celebración eucarística”.


Y finalizó: “En virtud de la honestidad y responsabilidad del servicio que se lleva adelante donde hay un compromiso de animación al pueblo de Dios, es más que necesario ver los pasos que se han dado, cómo ha sido el compromiso personal ante la tarea asumida, para crecer y plantearse con mayor honestidad, responsabilidad y seriedad lo que se quiera hacer este año”.+