Lunes 6 de diciembre de 2021

Comenzó el año jubilar por los 150 años de las Esclavas del Corazón de Jesús

  • 30 de septiembre, 2021
  • Buenos Aires (AICA)
Las hermanas Esclavas del Corazón de Jesús comenzaron el 29 de septiembre su año jubilar en el 150º aniversario de su fundación.
Doná a AICA.org

En el marco del 150º aniversario de su fundación, las hermanas Esclavas del Corazón de Jesús celebran su año jubilar, que comenzó el 29 de septiembre de 2021 y culminará en la misma fecha del 2022.

La madre general del Instituto de las Hermanas Esclavas del Corazón de Jesús, Madre Inés de María Tessi, consideró que será un año de acción de gracias, de perdón, de gratitud, de amor y reparación con gestos concretos de solidaridad.

“Nos preparamos para un año de acción de gracias, por todas las personas e historia vivida en estos 150 años de vida del Instituto; recogemos la siembra de tantos que no conocimos. El período Jubilar es del 29 de septiembre de 2021 al 29 de septiembre del 2022, y el 27 de noviembre de 2022 al 2023 celebraremos los 200 años del nacimiento de la fundadora Madre Catalina", detalló.

"Será un año de amor y reparación, con acciones solidarias concretas, inspiradas en el pasaje del Evangelio “El amor de Cristo nos apremia”, y animadas con el lema “En tu huella Reparadora… la nuestra”, añadió.

En sintonía con el lema, anticipó la religiosa, "abordaremos una propuesta que cada tres meses pondrá la fuerza comunicacional en distintas temáticas del amor de Cristo y de huellas catalinas para dejar las nuestras: la huella social, digital, ecológica, de vida, de servicio, de proximidad, ternura y humanidad, de alegría, esperanza y gratitud".

"No serán celebraciones masivas como en el caso del centenario, por eso en cada lugar se celebrará en un mismo espíritu de amor y reparación. Los festejos tienen que ser solidarios. De hecho hay colegios que celebraron su aniversario con un almuerzo para gente de la calle; en Santiago se le hizo una pieza a una persona en situación de calle, en San Juan están emprendiendo la construcción de un merendero", enumeró.

También aclaró: "Haremos una sola conmemorativa por los 150 años, menos placas y más hechos y gestos bien concretos de solidaridad".

La preparación consiste en un tiempo de adoración: “Ir al Santísimo, vivir momentos a los pies del Santísimo, horas de adoración, porque de ahí saldrán los gestos de amor, reparación y acción de gracias. Frente al Santísimo como lo hizo la Madre Catalina, cuando ella siente la Inspiración que fue ese impulso fundacional, fue delante del Santísimo, en esa conexión con Dios con el Sagrado Corazón, ahí está la clave".

"Multiplicar las horas de adoración para vivir el amor de Cristo, el amor y la reparación es clave la adoración. Volver a la fuente fundacional, nuestra fundadora lo hizo frente al Santísimo. La oración es la fuente movilizadora para amar y reparar”, sostuvo.

Por otra parte, será un tiempo de perdón y reconciliación. “Salir a buscar a las personas que se fueron dolidas de nuestras comunidades por distintas razones. ejemplos concretos como docentes jubiladas que no se fueron bien, exalumnas y exalumnos que quedaron con algún recuerdo no grato, algún padre que quedó enojado con el colegio de sus hijos, o de personas que perdieron la fe por algo que no hicimos bien en la Iglesia. Reparar en personas y acciones de nuestras comunidades".

En tercer lugar, tiempo de revalorizar el carisma: “Reparar significa restaurar el rosto de Cristo en nuestros hermanos. Pedir perdón, visitar un enfermo, hacer las pases con alguien con quien estás distanciado, dar trabajo al que lo necesite si está a tu alcance, inspirar la cultura del trabajo que no es la que nos promueven desde la política social.”

También será un tiempo de conversión. “Que podamos celebrar el año jubilar, como una transformación personal, social, comunitaria”.

Este año será además tiempo de gratitud. “Hay que ejercitarse en la gratitud, desde lo más sencillo, despertarse y agradecer por tener agua para lavarnos. Reparar es “restaurar” el rostro de Cristo en el hermano, que está en nuestras Constituciones.”

Y un tiempo de Familia. “Es un tiempo especial de acción de gracias, por las primeras hermanas que tuvieron la fuerza fundacional, por las formaron esta gran Familia de Madre Catalina; por las actuales, pero también hacer memoria de los miembros de nuestras Obras: bienhechores, Hermanos del Instituto, padres, presidentes y miembros de UPF que sostuvieron económicamente y con creatividad nuestros hogares y centros de misión. A los docentes y ex docentes, ilustres pilares de la excelencia académica que dejaron huellas en la formación humana de tantas generaciones. A los laicos que con su trabajo comprometido hoy sostienen Obras donde ya no hay religiosas.”

El mandato jubilar que moviliza este año es: “Vuelen Esclavas por el mundo”, una frase de la Madre Catalina que sigue siendo un mandato misionero para las Hermanas del Instituto de las Hermanas Esclavas del Corazón de Jesús.

¿Qué significa año Jubilar?
Se celebra cada cincuenta años. El término jubileo proviene del hebreo yobel o jobel, que alude al cuerno de macho cabrío que se utilizaba como instrumento sonoro, para anunciar al pueblo el año del jubileo.

Para santificar la economía interna de Israel, Levítico 25 decreta un año de reposo, uno de cada siete (Lv 25:1-7), y un año de jubileo, uno de cada cincuenta (Lv 25:8-17). En el año de reposo, todos los campos debían quedarse sin cultivar, lo que es una buena práctica agrícola. El año de jubileo era mucho más radical.+