Lunes 15 de abril de 2024

Católicos coreanos contra una serie de TV que se burla del matrimonio cristiano

  • 25 de enero, 2024
  • Seúl (Corea del Sur) (AICA)
El programa, titulado "Peregrinación", estuvo semanas en el aire mostrando experiencias "cotidianas" de diferentes confesiones religiosas, desde el catolicismo hasta el protestantismo y el budismo.
Doná a AICA.org

Una serie televisiva emitida recientemente en la televisión surcoreana suscitó la ira de los católicos del país, porque se burla del matrimonio cristiano y de los valores que encarna, según denunció recientemente la Catholic Peace Broadcasting Corporation (CPBC). 

El programa, titulado "Peregrinación", fue emitido por la cadena privada Mbc todos los martes desde el 31 de octubre del año pasado, mostrando las experiencias y la vida cotidiana de clérigos de diferentes confesiones religiosas, desde el catolicismo hasta el protestantismo y el budismo.

Tal como informa la agencia AsiaNews, en uno de esos episodios, el presentador planteó a un sacerdote católico preguntas irónicas sobre las enseñanzas cristianas en materia de sexualidad y matrimonio. 

"¿Por qué el cristianismo persigue la castidad antes del matrimonio?", habría preguntado el presentador, que a continuación bromeó sobre ciertos preceptos de la educación católica en materia de sexualidad, con preguntas explícitas a un sacerdote presente en el estudio, que no tardó en responder, aunque molesto que la Iglesia se opone a la "instrumentalización del sexo". Lo cierto es que la burla del presentador y las expresiones utilizadas despertaron la indignación de los cristianos coreanos, muchos de los cuales han subido mensajes de protesta y desaprobación a la web en general y a las redes sociales.

Alexander Jeong Gyeong-heon, de 22 años, advirtió en ese sentido: "Debemos prestar atención a las emisiones que hacen entretenimiento sacrificando la religión, con el único propósito de entretener a la audiencia. Si no lo hacemos, podemos estar transmitiendo doctrinas erróneas tanto a creyentes como a no creyentes".

Además, el padre Park Eun-ho, director del Instituto Católico de Bioética, señaló que el contenido de la emisión tenía varios errores e incoherencias, y explicó que, para la Iglesia, la "vida humana" comienza en el momento en que se produce la fecundación. "Dios -explicó- creó a los seres humanos hombre y mujer. La Iglesia considera la relación sexual como un acto que expresa el amor y la unidad de una pareja, en el que la pareja se entrega completamente el uno al otro".

Además, el programa suscitó preocupación entre los cristianos, ya que mostraba a un representante del clero cristiano empeñado en "experimentar" con elementos relacionados con la "mundanidad", como explorar la cultura juvenil, jugar a las cartas del tarot o vivir el "lujo" de conducir un coche extranjero. 

"El programa", comentó Gabriel Lee, de 29 años, "resultó ser una fuente de decepción porque parecía querer minar la confianza en la religión", al perseguir un propósito contrario al programa debido a una "falta de comprensión" de las enseñanzas religiosas básicas.

Un obispo misionero camino a la santidad
Como contrapartida, el obispo auxiliar de Seúl, Job Koo Yo-bi, instó a los católicos surcoreanos a aprender del buen ejemplo de un obispo misionero francés que ahora está en camino de alcanzar la santidad. El prelado lo explicó durante un simposio titulado "La vida del obispo Bruguiere y el contexto de la misión en Corea", según informó Cpbc el 7 de diciembre. 

Monseñor Job animó a la formación del futuro clero del país según la vida y el ejemplo de monseñor Barthelemy Bruguiere (1792-1835), miembro de la Sociedad de Misiones Extranjeras de París (MEP) y primer vicario apostólico de Corea. El Comité de beatificación y canonización del arzobispado de Seúl, presidido por el propio monseñor Job, organizó el simposio, que incluyó cinco ponencias y un debate general sobre temas relacionados con la vida de monseñor Bruguiere y el valor de su presencia en el contexto asiático.

El Siervo de Dios Barthelemy Bruguiere, misionero MEP, fue además el primer obispo coadjutor de Siam (Tailandia). El 9 de septiembre de 1831, el Papa Gregorio XVI instituyó el vicariato apostólico de Corea y nombró a Bruguiere para dirigirlo. El 12 de septiembre de 1832, monseñor Bruguiere y Joseph Wang, alumno del seminario de Penang, zarparon de Singapur rumbo a China, donde el religioso europeo pasó unos años preparándose para entrar en Corea junto con su cohermano y misionero MEP Pierre-Philibert Maubant, junto con el que partió hacia ese país el 7 de octubre de 1835.

A la par de la de Bruguiere, la arquidiócesis de Seúl solicitó las canonizaciones del cardenal Stephen Kim Sou-hwan y del padre Leo Bang Yoo-ryong (1900-1986), fundador de la primera orden religiosa autóctona, la Congregación Clerical de los Beatos Mártires Coreanos.+