Lunes 24 de enero de 2022

Catamarca cierra sus templos hasta el 31 de marzo

  • 17 de marzo, 2020
  • San Fernando del Valle de Catamarca (AICA)
Monseñor Luis Urbanc, dispusocerrar templos, colegios y salones de catequesis, "en sintonía con lo estipulado por las autoridades nacionales, provinciales y municipales", hasta el próximo 31 de marzo.
Doná a AICA.org

Con motivo de la emergencia de sanidad declarada por las autoridades nacionales, el obispo de Catamarca, monseñor Luis Urbanc, dispuso cerrar hasta el 31 de marzo templos, colegios y salones de catequesis para evitar “de todas las maneras posibles la aglomeración de personas en el ámbito de las parroquias, colegios, capillas, santuarios”.



“Serán estas dos semanas una preciosa oportunidad para permanecer en casa, en familia, y recuperar el diálogo, la lectura, la oración, la meditación de la Palabra de Dios, el arreglo del hogar y el descanso. Algo muy propio de estos días de Cuaresma y que, constreñidos por la pandemia, nos viene muy bien para prepararnos a celebrar la Pascua, fiesta del triunfo de la vida, el amor, la unidad, la alegría y la paz”, expresó el prelado.



En consecuencia, pidió a los sacerdotes del clero catamarqueño que “coloquen un cartel bien visible en los accesos para información de los fieles”, y que “celebren cada día la misa en privado por las intenciones que los fieles ya consignaron o que quieran pedir, poniendo como intención prioritaria que cuanto antes termine este flagelo”.



Asimismo, dispuso reprogramar bautismos, bodas, procesiones y misas de exequias, y animó a la comunidad diocesana a poner en práctica “las consignas que se nos van dando, ya que es una enseñanza que debemos aprender para una mejor convivencia social y el cuidado de los unos por los otros”.



“Invocando la protección de los santos arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael, de los gloriosos apóstoles Pedro y Pablo, el valeroso Juan Bautista, del justo José, de la bienaventurada siempre Virgen María y del santo cura Brochero, en su día, los bendigo y confío a la protección de nuestro buen Padre celestial, dador de todo bien”, concluyó. +