Sábado 2 de julio de 2022

Carmelitas ecuatorianas, "orgullosas" de confeccionar la ropa del Papa

  • 3 de julio, 2015
  • Quito (Ecuador)
"Es un orgullo, hacerle la vestimenta al Papa, es como vestir al Señor en la persona del Santo Padre", expresó con entusiasmo la hermana María de los Ángeles, madre superiora del monasterio del Corazón de Jesús y Santa Teresita, al enterarse de que se encargarían de la confección de la vestimenta litúrgica que usará el Santo Padre en la misa campal que presidirá el próximo 6 de julio en Guayaquil, en el marco de su visita apostólica al Ecuador.
Doná a AICA.org
"Es un orgullo, hacerle la vestimenta al Papa, es como vestir al Señor en la persona del Santo Padre", expresó con entusiasmo la hermana María de los Ángeles, madre superiora del monasterio del Corazón de Jesús y Santa Teresita, de las hermanas carmelitas en la ciudad de Santo Domingo en el Ecuador, al enterarse de que se encargarían de la confección de la vestimenta litúrgica que usará el Santo Padre en la misa campal que presidirá el próximo 6 de julio en Guayaquil, en el marco de su visita apostólica al Ecuador.

El pedido de elaboración de las prendas llegó desde Roma y al conocer la noticia la felicidad embargó a todo el monasterio, relata la madre priora del monasterio y agregó que "el encargo fue que el traje sea sencillo, liviano y representativo del Ecuador".

Cuando el papa Francisco fue elegido Pontífice, la hermana María Lorena de Jesús, del monasterio de Santo Domingo, quiso confeccionarle un traje, pero le dijeron que no. Dos años después su sueño se hace realidad.

"Cuando nos dijeron que habíamos sido las elegidas (para elaborar el vestuario litúrgico del Papa) no creíamos lo que estaba pasando, nos veíamos muy chiquitas para este privilegio", expresó la religiosa.

En un taller dentro del convento, desde hace un mes las hermanas carmelitas dedican cinco horas diarias para el corte y la confección de las casullas. La hermana María Lorena de Jesús Crucificado fue la encargada de los dibujos del vestuario, diseños que enviaron impresos a Roma, donde fueron aprobados.

"Me inspiré en todo lo que significa Santa Marianita de Jesús para nuestra patria, lo que representa ese sacrificio de santidad. Estamos identificadas con ella, porque la primera comunidad de carmelitas está fundada en la casa de Santa Marianita", contó.

El Papa lucirá de color dorado, porque representa la solemnidad, explicó la religiosa quien dijó que confeccionaron los cinco paramentos litúrgicos: el alba (túnica blanca), el cíngulo (cordón que sirve de cinturón), la estola (banda), el ornamento o casulla y la mitra (prenda para cubrir la parte alta de la cabeza).

El ornamento que usará en Guayaquil, lleva en el pecho la imagen de Narcisa de Jesús, y en la parte de atrás el Sagrado Corazón de Jesús porque Ecuador fue el primer país del mundo consagrado al Corazón de Jesús, explicó la madre priora.

Otra casulla será obsequiada al Vaticano y luce una azucena que representa a Santa Marianita de Jesús (la primera santa ecuatoriana) y en la espalda, la cruz con guirnaldas de espigas y el sello de los Jesuitas.

Del valor de los trajes, las carmelitas no quisieron hacer referencia, manifestando que son invaluables.

Las monjas carmelitas llegaron al Ecuador en 1653 y tienen dos monasterios en Quito, dos en Cuenca y uno en Guayaquil, Santo Domingo, Ibarra, Machala, Riobamba, Playas, Guaranda y Loja.+