Miércoles 17 de julio de 2024

Cáritas internationalis condenó la suspensión de la ayuda alimentaria a Etiopía

  • 4 de julio, 2023
  • Roma (Italia) (AICA)
"La gente se muere de hambre", denunció la organización, instando a los organismos internacionales a "reanudar de inmediato la distribución de ayuda alimentaria" en el país africano.
Doná a AICA.org

Cáritas internationalis se une al llamamiento de las Iglesias etíopes para instar a la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (UsAid) y al Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas/Programa Mundial de Alimentos (PMA) “a reanudar de inmediato la distribución de ayuda alimentaria”. La ayuda se suspendió el 30 de marzo de 2023 en la región de Tigray, después de que grandes cantidades de alimentos destinados a la población fueran desviados y vendidos en el mercado local. Luego, la suspensión se extendió a toda Etiopía a principios de junio. 

“Durante tres meses, millones de personas necesitadas de asistencia humanitaria se han visto privadas de alimentos, con el consiguiente empeoramiento de las condiciones de salud y seguridad de quienes ya sufren graves traumas y privaciones, tras una guerra que dura ya dos años y una prolongada sequía”, señaló Alistair Dutton, secretario general de Cáritas internationalis. 

Mientras continúa otra ayuda vital, incluidos los programas de nutrición para mujeres y niños, agua potable y apoyo a la agricultura y el desarrollo, la suspensión de las distribuciones de alimentos amenaza aún más las vidas, especialmente de las personas mayores o con problemas de salud, los niños y los desplazados internos.

“La gente se está muriendo de hambre -es la alarma de Dutton-. En las últimas semanas, cientos de personas han muerto en la región de Tigray, en el norte de Etiopía, debido a la escasez de alimentos. Esto no es ni humano ni moral". El robo y la corrupción en la ayuda alimentaria “no deben tolerarse y los responsables deben rendir cuentas. Es necesario realizar una investigación en profundidad y poner en marcha mecanismos transparentes de rendición de cuentas para evitar futuras sustracciones de la ayuda", se lee en una nota de Cáritas, pero "no pueden ser personas inocentes las que sufren mientras tanto" y las que "pagan por los abusos cometidos por otros”.

La Confederación Cáritas se hace eco de los llamamientos de varios líderes religiosos etíopes. En una carta conjunta dirigida al gobierno de Etiopía, UsAid y el Programa Mundial de Alimentos, el cardenal Demerew Souraphiel Berhaneyesus, presidente de la Conferencia Episcopal Católica de Etiopía, y el reverendo Kes Yonas, presidente de la Iglesia Evangélica Mekaneyesus de Etiopía, dicen que más retrasos en la entrega de alimentos solo conducirían a otra catástrofe humanitaria. 

Por su parte Abune Mathias, patriarca de la Iglesia Ortodoxa Etíope Tewahedo, también subrayó cómo la suspensión de este apoyo vital está causando graves sufrimientos a la población debido a la grave inseguridad alimentaria. 

El obispo católico de Adigrat, Tesfaselassie Medhin, dijo que la muerte de cientos de personas por inanición no puede ser el precio a pagar para arreglar el sistema. Por lo tanto, Caritas se une a la petición de los líderes religiosos etíopes a USAID y WFP, para que reanuden de inmediato las distribuciones de ayuda alimentaria para evitar las devastadoras consecuencias predecibles para quienes tienen derecho a recibir ayuda.

“Si bien USAID y el PMA anunciaron que la asistencia alimentaria solo se reanudará cuando se implementen medidas de monitoreo estrictas, la gente no puede esperar. La ayuda vital debe llegar a todos los necesitados ahora. Cada día cuenta”, señaló Dutton.+