Sábado 15 de mayo de 2021

Cáritas India hace un llamamiento urgente a la solidaridad mundial

  • 4 de mayo, 2021
  • Nueva Delhi (India) (AICA)
"Los hospitales no tienen camas y la gente se está muriendo", afirmó el padre Paul Moonjely director ejecutivo de Cáritas India
Doná a AICA.org

Cáritas India hizo un llamamiento urgente a la solidaridad mundial para ayudar en la respuesta a la segunda oleada de la pandemia de la Covid19, que está asolando el país.

Con un récord de más de 300.000 infecciones diarias en el país, en los últimos diez días, el oxígeno y los suministros médicos se están agotando y el sistema de salud está colapsado.

El padre Paul Moonjely, director ejecutivo de Cáritas India, afirmó: “La situación es muy sombría. La gente está acudiendo a los hospitales, pero allí no quedan camas libres y la gente se está muriendo. Nuestros trabajadores sanitarios de primera línea y los voluntarios están trabajando las 24 horas del día para mantener el ritmo de las medidas sanitarias”.

“Los hornos se fundieron por el exceso de uso y se están construyendo plataformas funerarias adicionales en el exterior”, son algunos de los desgarradores mensajes e inquietantes imágenes que ponen de manifiesto la terrible segunda oleada de la pandemia de coronavirus que asola el país. 

La Iglesia de la India perdió a muchos de sus fieles laicos y hermanos religiosos, en su afán por servir a la población afligida”, manifestó el padre Moonjely.

La India registró unos 20 millones de casos de la Covid-19, desde el comienzo de la pandemia. Es el segundo país más poblado del mundo, con 1.300 millones de habitantes.

Cáritas estuvo apoyando a las comunidades durante la pandemia. Está movilizando al personal y a los voluntarios para gestionar un centro de información sobre la Covid y ofrecer alimentos, atención sanitaria primaria y apoyo médico, incluyendo oxímetros e inhaladores, en respuesta a la actual segunda oleada.

“Aunque nos entristece esta situación sin precedentes, también nos conmueve su apoyo, su generosidad y su solidaridad”, señaló el sacerdote.

“Exhorto a la humanidad de todo el mundo para que rece, para dar apoyo y aliento moral”, pidió el padre Moonjely.

Para ayudar a Caritas India a apoyar a las comunidades durante la mortal segunda oleada se puede hacer donativos aquí

Jóvenes católicos se ofrecen como voluntarios
Un grupo de jóvenes voluntarios católicos, religiosas y sacerdotes de la arquidiócesis de Bangalore, en el estado de Karnataka, en el sur de la India, comenzaron a asistir a los enfermos.

La iniciativa, emprendida en la arquidiócesis de Bangalore, se puso en marcha en colaboración con los Padres Camilos, y lleva por lema: ‘Haz a los demás lo que quieres que te hagan a ti’. 

“Los jóvenes vieron con dolor que todo el país está en grave peligro y angustia, debido a que los hospitales de la India se enfrentan a la escasez de suministros de oxígeno, medicamentos y camas”, explicó el padre Anil  D'Sa.

El equipo de jóvenes voluntarios debidamente formados atiende a los pacientes de Covid en varios hospitales de Bangalore y sus alrededores. 

“Puede parecer una gota en un océano, mientras que el personal médico se enfrenta a un tremendo estrés y presión”, agregó el padre D'Sa. 

“Pero tener la valentía de exponerse y servir en estos momentos cruciales es importante; es un signo concreto de caridad cristiana y de amor al prójimo”, subrayó el sacerdote salesiano.

“Después de ocho horas de voluntariado en hospitales católicos, como el de Santa Filomena y el de San Juan, al final de la jornada nos detenemos en un momento de oración por los pacientes y el personal sanitario”, comentó a la agencia Fides Francis D'Souza, un joven voluntario que participa en este servicio. 

El programa lleva una semana en marcha, “y está lleno de retos, hace falta mucho valor y fe para ponerse al servicio de los hospitales”, destacó por su parte el hermano Camilo Madhu.

“El servicio de voluntariado de los jóvenes católicos, junto con los sacerdotes y las religiosas, para ayudar a los enfermos de Covid es encomiable”, dijo la hermana Elizabeth Rani K, administradora JMJ, del hospital Santa Filomena.+