Miércoles 22 de mayo de 2024

Caritas denuncia ante la ONU el impacto de las sanciones sobre las poblaciones vulnerables

  • 16 de marzo, 2023
  • Ginebra (Naciones Unidas) (AICA)
A la luz de la reciente tragedia que ha afectado a las poblaciones de Siria y Turquía, el impacto de las sanciones sobre las poblaciones vulnerables es claramente evidente, aseguró Cáritas.
Doná a AICA.org

Con ocasión del 52º período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas -del 27 de febrero al 4 de abril-, Cáritas Internationalis (CI) junto con la Alianza Evangélica Mundial (AEM), el Consejo Mundial de Iglesias (CMI) y ACT Alianza presentaron un informe conjunto “Evaluación del impacto de las sanciones en la labor humanitaria“, en colaboración con el Instituto Universitario de Ginebra.

La complejidad de los distintos regímenes de sanciones provoca a menudo incertidumbre y una carga adicional para las organizaciones de ayuda humanitaria y tiene consecuencias de gran alcance para las poblaciones necesitadas de ayuda. “Cuando se responde a las emergencias, es crucial detectar y abordar todos los posibles obstáculos que socavan una asistencia oportuna para salvar vidas”, afirmó Floriana Polito, responsable de Incidencia de Caritas Internationalis en materia de derechos humanos y política humanitaria.

A la luz de la reciente tragedia que afectó a las poblaciones de Siria y Turquía, el impacto de las sanciones sobre las poblaciones vulnerables es claramente evidente. Según el doctor Nabil Antaki, médico en Alepo, las sanciones impuestas a Siria tuvieron un gran impacto en la respuesta humanitaria de emergencia en el país, en tres aspectos: la falta de maquinaria pesada necesaria para los esfuerzos de búsqueda y rescate; la reducción de la reconstrucción y las inversiones necesarias para viviendas seguras y duraderas; y la falta de acceso a equipos médicos modernos que salvan vidas.

El doctor Antaki hizo un llamamiento a los líderes políticos, en particular de los países occidentales, para que presionen a los gobiernos para que levanten las sanciones contra Siria: “El pueblo sirio sufrió mucho en los últimos 12 años y ya es hora de que viva con dignidad”. Hasta la fecha y sólo un mes después de los letales terremotos y réplicas en la región de Oriente Próximo, se informa de que se calcula que murieron 50.000 personas y que otras 110.000 resultaron heridas. Estas cifras siguen aumentando mientras continúan los esfuerzos de búsqueda y rescate tanto en Siria como en Turquía.

El informe sobre el impacto de las sanciones en la labor humanitaria se presentó en un acto paralelo del 52º periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, celebrado en Ginebra el 10 de marzo de 2023.

Sin embargo, el señor Karam Yazbeck, coordinador regional de Cáritas  Medio Oriente y Norte de África, insistió en que, aunque las exenciones son un paso adelante, todavía se necesita más para ayudar a los que están sufriendo en Siria: “Las exenciones humanitarias por sí solas no son suficientes para abordar los efectos negativos a largo plazo de las sanciones sobre la población vulnerable que ya está sufriendo las dramáticas consecuencias de la guerra civil.”

El informe “Evaluación del impacto de las sanciones en la labor humanitaria” identificó dos grandes grupos de retos a los que se enfrentan CI, la AEM y el CMI a la hora de prestar ayuda humanitaria a las poblaciones afectadas en los países sancionados: son de tipo administrativos y operativos.

Los retos administrativos incluyen: la compresión de los requisitos de las sanciones, los efectos legales negativos en la solicitud de licencias y las medidas de diligencias debidas. Para superar estos retos administrativos, el informe recomienda a las organizaciones humanitarias que soliciten licencias que las eximan del coste y los requisitos de las sanciones. Además, que se centren más en la solicitud de licencias que en la ejecución de los proyectos.

Por otro lado, para minimizar los retos operativos (como la transferencia de fondos, la importación y exportación de bienes y las restricciones de viaje), el informe recomienda a las organizaciones humanitarias que utilicen sistemas informales de transferencia de valores o movimientos masivos de efectivo. Así como mantener la flexibilidad financiera mediante la utilización de fondos de emergencia y varios canales bancarios para evitar retrasos, aumentar los contratos de la ONU exentos de sanciones.

“El impacto humanitario de las medidas coercitivas unilaterales es enorme”, subrayó en el acto la relatora especial de Naciones Unidas, la profesora Alena Douhan. “Las organizaciones humanitarias no deberían correr el riesgo de no poder realizar su importante labor debido a sanciones secundarias”, concluyó Douhan celebrando la publicación del documento de investigación.+