Sábado 17 de abril de 2021

Cáritas clama ayuda para la educación de los niños sirios

  • 5 de marzo, 2021
  • Alepo (Siria) (AICA)
Cáritas lleva adelante la campaña "Siria: el mañana está en nuestras manos", a fin de sensibilizar y recaudar fondos para apoyar a los niños víctimas de la guerra y la crisis de una década.
Doná a AICA.org

Caritas Internationalis lleva adelante la campaña "Siria: el mañana está en nuestras manos", cuyo objetivo es sensibilizar y recaudar fondos para dar ayuda humanitaria, educación y salud a los niños sirios víctimas de la guerra y la crisis interna que lleva una década.

La organización caritativa de la Iglesia subraya que busca ayudar, "adoptando medidas para ofrecer un desarrollo más integral a los niños de la región de Alepo, una de las ciudades de Siria más devastadas por el conflicto".

"El 15 de marzo de 2021, el conflicto sirio cumple su décimo aniversario. Desde hace diez años, la guerra siria sigue siendo una de las crisis más complejas y prolongadas del mundo. Es el resultado de  continuas hostilidades en zonas localizadas, de constantes desplazamientos, retornos espontáneos y erosión sostenida de la capacidad de recuperación de las comunidades", se advierte en la presentación de la iniciativa.  

"Los niños son las primeras víctimas de la guerra. Los niños sirios no conocieron nada más que la guerra. Aprendieron a esconderse al primer ruido de las bombas, dijeron adiós a sus seres queridos y amigos obligados a emigrar o que murieron en los combates. Pero, sobre todo, corren el riesgo de verse privados de su futuro. A finales de 2019 se estimaba que 2,45 millones de niños sirios, es decir, uno de cada tres, no estaban escolarizados. Además, la crisis de la Covid-19 expulsó a otro 50% de ellos del sistema educativo, con el resultado de que dos tercios de los niños no están escolarizados y corren el riesgo de caer en la trampa del trabajo infantil".

Tras insistir en advertir que "la falta de acceso a la educación de los niños sirios corre el riesgo de tener un impacto devastador en el futuro del país", puntualizó que "el sector de la educación necesita urgentemente recursos y los donantes deberían financiar intervenciones destinadas a sacar a las familias de la pobreza".

"Se prevé que las hostilidades y la inseguridad continúen, sobre todo en la zona noroeste del país, lo que sigue generando nuevos desplazamientos de la población civil. Los bombardeos y otros violentos ataques han obligado a cientos de miles de personas a desplazarse en el intento desesperado de encontrar seguridad en el noroeste de Siria".

"En total, se estima que 11,1 millones de personas necesitaron algún tipo de ayuda humanitaria en 2020, de los cuales 4,7 millones sufren grandes necesidades. Además, 6,7 millones de personas son desplazados internos. La crisis económica, junto con el impacto directo e indirecto de la Covid-19, aumentarán aún más el número de personas necesitadas durante el resto de 2021 y más adelante. Las personas que corren mayor riesgo son los niños, las mujeres embarazadas y lactantes, las niñas, las personas con discapacidad, los ancianos y otros grupos o individuos con necesidades específicas. Además, ocho de cada diez personas en Siria viven por debajo del umbral de la pobreza".

Más información: www.caritas.org .+