Lunes 21 de junio de 2021

Card. Tagle: Ver los signos del amor de Dios en medio del horror de la pandemia

  • 23 de diciembre, 2020
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Mensaje de Navidad del presidente de Caritas Internationalis, cardenal Luis Antonio Tagle.
Doná a AICA.org

“Cuando el mundo parece estar en su peor momento, los cristianos recurrimos a la fe, la esperanza y la caridad para iluminar el camino a seguir”, escribe el cardenal Luis Antonio Tagle, presidente de Caritas Internationalis en su mensaje con motivo de la Navidad. 

“A medida que el 2020 se acerca a su fin, nuestro mundo necesita más que nunca la promesa de la presencia de Dios entre nosotros, mediante el nacimiento de su Hijo”, dice el purpurado filipino.

“Muchos de nosotros hemos llegado al Adviento agotados y desorientados, por la oscura sombra que proyecta sobre nuestro mundo la pandemia del coronavirus. Nuestros corazones están henchidos por tanto sufrimiento que hemos sentido y visto, tantas muertes y alarmantes recordatorios para mantener distancias, con nuestros seres queridos y el resto de la humanidad”.

“La pandemia -describe el cardenal- tomó a muchas personas por sorpresa, a pesar de que hubo numerosos signos de graves desequilibrios e injusticias en nuestro mundo. La despiadada devastación de este virus nos despertó del letargo”.

Y subraya: “Cuando el mundo parece estar en su peor momento, los cristianos recurrimos a la fe, la esperanza y la caridad para iluminar el camino a seguir. Sólo podemos ver esa luz si mantenemos los ojos bien abiertos y, en medio del horror, aprendemos a ver los signos del amor de Dios que se están sembrando en todo el mundo cada día”.

“¡Sigan despiertos!” nos dice Jesús. “Porque no saben qué día llegará el Señor”.

El presidente de Cáritas recoge la encíclica del papa Francisco, Fratelli tutti, publicada este año, y describe que en ella “nos llama a reconocer y recorrer nuevos caminos de esperanza: Porque Dios sigue sembrando abundantes semillas de bondad en nuestra familia humana”.

“La encíclica -se lee en el mensaje del cardenal Tagle- nos llama a abrir nuestros corazones con gratitud a la posibilidad del amor universal. Esto significa ver el valor, el mérito y la belleza de cada ser humano tal y como es. Y que nos dejemos ver en toda nuestra vulnerabilidad, para también ser amados”.

El purpurado destaca la acción que durante el año desarrollaron el personal y los voluntarios de Cáritas en todo el mundo y “fueron portadores de este amor durante la pandemia. Con acciones concretas, Cáritas se aseguró de que las comunidades vulnerables no se quedaran solas y pudieran sobrevivir a la pandemia mientras el mundo se enfrentaba al confinamiento”.

“Mientras esperamos la llegada de nuestro Señor a Belén -concluye el mensaje del presidente de Cáritas Internationalis-, se nos invita a reflexionar sobre la presencia de Cristo en la gente pobre y marginada de nuestro mundo actual. El niño Jesús era también pequeño e insignificante, pero el poder de su amor y sus acciones hacia los que la sociedad había olvidado resuena a través de los tiempos y aún retumba en nuestras vidas hoy”.

Y “mientras nos preparamos para despedir el año 2020, rezo por la apertura de nuestros corazones, porque eso nos permitirá a todos recorrer el camino de la fe, la esperanza y la caridad y abrazar la nueva vida que está a punto de nacer y que nos llama hacia el amor universal. Les deseo una Navidad llena de bendiciones”, concluye el cardenal Tagle. +