Sábado 24 de octubre de 2020

Card. Onaiyekan: "Estamos desconcertados por la incapacidad del Gobierno ante la violencia de Boko Haram"

  • 8 de mayo, 2014
  • Abuja (Nigeria) (AICA)
Ante la difusión del video, el pasado lunes, por parte de la secta islamista de Boko Haram, en el que su líder, Aboubakar Shekau, reivindicaba el secuestro de las 276 jóvenes en la localidad de Chibok, de las que 53 lograron escapar, y anunciaba que las 223 restantes iban a ser vendidas como esclavas, el cardenal John Olorunfemi Onaiyekan, arzobispo de Abuja (Nigeria), aseguró que "sabemos que Boko Haram no tiene sentido de la humanidad". "Sabemos que están matando a gente inocente, pero que fueran capaces de hacer desaparecer a casi 300 niñas en el noreste de Nigeria sin dejar rastro de dónde están, realmente nos desconcierta", dijo el purpurado. Este lunes 5 de mayo por la noche, varios hombres armados supuestamente miembros de esta secta islamista volvieron a secuestrar a otras ocho niñas de entre 12 y 15 años, que fueron trasladadas a un lugar desconocido junto con ganado y comida robada.
Ante la difusión del video, el pasado lunes, por parte de la secta islamista de Boko Haram, en el que su líder, Aboubakar Shekau, reivindicaba el secuestro de las 276 jóvenes en la localidad de Chibok, de las que 53 lograron escapar, y anunciaba que las 223 restantes iban a ser vendidas como esclavas, el cardenal John Olorunfemi Onaiyekan, arzobispo de Abuja (Nigeria), aseguró que "sabemos que Boko Haram no tiene sentido de la humanidad".

"Sabemos que están matando a gente inocente. Pero que fueran capaces de hacer desaparecer a casi 300 niñas en el noreste de Nigeria sin dejar rastro de dónde están, realmente nos desconcierta", criticó el purpurado.

El arzobispo de Abuja (Nigeria), el cardenal John Olorunfemi Onaiyekan, ha asegurado que están todos "avergonzados" por el secuestro por parte de los islamistas radicales de Boko Haram de más de 200 niñas de un internado al noreste del país y ha explicado que, mientras la mayoría de escuelas había cerrado por las amenazas de la organización terrorista, la escuela rural de Chibok había vuelto a abrir temporalmente para que las alumnas completaran sus exámenes finales.

Según indicó el cardenal a Radio Vaticana, los soldados encargados de la defensa de la escuela fueron incapaces de impedir a los terroristas que invadieran la ciudad y el internado.

El cardenal Onaiyekan precisó que "el hecho de que no se sepa nada concreto sobre su paradero nos tomó por sorpresa a casi todos los nigerianos". "No podemos explicar qué está pasando", remarcó.

Además, señaló que el pueblo nigeriano está "desconcertado" por la "incapacidad del Gobierno" de localizar a las niñas secuestradas, teniendo en cuenta su gran número y el apoyo presupuestario.

La violencia y los secuestros continúan
Este lunes 5 de mayo por la noche, varios hombres armados supuestamente miembros de esta secta islamista volvieron a secuestrar a otras ocho niñas de entre 12 y 15 años, que fueron trasladadas a un lugar desconocido junto con ganado y comida robada.

"Eran muchos. Llegaron en dos vehículos pintados como si fueran militares y comenzaron a disparar en el pueblo", según contó a la agencia Reuters Lazarus Musa, residente en esta localidad situada en el estado de Borno, en el noreste del país.

También este lunes, decenas de terroristas entraban a sangre y fuego en la localidad de Gambaru Ngala y se hacían con su control después de que sus habitantes huyeran precipitadamente a la vecina Camerún, según informa France Presse. Asimismo, dos atentados perpetrados el pasado mes de abril en una estación de autobuses de Abuya, la capital nigeriana, provocaron un centenar de muertos.

Boko Haram, el grupo de corte islamista radical, cuyo nombre significa "la educación occidental es pecado", pretende que Nigeria se convierta en un estado islámico y que se aplique la sharia en todo su territorio. En el vídeo difundido el lunes, Shekau, uno de los terroristas más buscados del mundo, instaba a las niñas, la mayoría cristianas, a dejar la escuela y casarse. Boko Haram lleva más de diez años cometiendo ataques y atentados en Nigeria, aunque su principal feudo es el noreste del país y, en concreto, el estado de Borno donde se han producido estos secuestros.

Distintas fuentes han revelado que muchas de las niñas secuestradas a mediados de abril ya fueron vendidas en países próximos, como Camerún o Chad, tanto para ser esclavas como para ser esposadas a la fuerza, por un precio aproximado de 12 dólares. +