Sábado 15 de mayo de 2021

Brasil: Advierten que la pandemia agravó la trata de personas y llaman a combatirla

  • 16 de marzo, 2021
  • Brasilia (Brasil) (AICA)
la Comisión Episcopal de Pastoral Especial para la Lucha contra la Trata de Seres Humanos, del episcopado brasileño, interpeló a la sociedad sobre esta dramática realidad.
Doná a AICA.org

Ante la dramática realidad de la trata de personas, agravada por la pandemia Covid-19, la Comisión Episcopal Pastoral Especial para la Lucha contra la Trata de Seres Humanos, de la Conferencia Episcopal Brasileña (CNBB),  publicó una carta pastoral en la que interpela a la sociedad.

“La trata de seres humanos es una realidad que afecta principalmente a las personas más vulnerables de la sociedad: mujeres, jóvenes, trabajadores, ancianos, personas con discapacidad, es decir, las más desfavorecidas económicamente, especialmente niños y adolescentes, que según una encuesta de Naciones Unidas-ONU representan el 30% de todas las personas víctimas de la trata. 

La pandemia de Covid-19 está poniendo al Brasil y al mundo entero bajo una enorme presión. Acentuó y sacó a la luz las escandalosas desigualdades económicas y sociales que se encuentran entre las principales causas de la trata de personas: desempleo, pobreza, hambre, recortes en el gasto en políticas públicas, incluidas las que abordan las formas de trata de seres humanos”.

En el contexto de aislamiento social, señala la carta, los traficantes de personas crearon nuevos modelos de reclutamiento, especialmente a través de las tecnologías de comunicación modernas. Un ejemplo es atraer a ciudadanos venezolanos que viven en Brasil y a los que todavía están en Venezuela, con anuncios en línea y plataformas de redes sociales proponiendo trabajar en ciudades populosas. Por lo tanto, estas personas se vuelven altamente vulnerables a la trata, con fines de explotación sexual y trabajo esclavizado. 

Además, las fronteras cerradas debido a la pandemia intensificaron los conflictos entre policías e inmigrantes. La situación de los inmigrantes que acamparon recientemente en la frontera entre el estado de Acre y Perú es muy preocupante.

Por ello, los firmantes subrayan que es evidente “la importancia de seguir tratando a los inmigrantes que llegan al Brasil con respeto y dándoles dignas condiciones de acogida, asistencia e integración. El mismo principio se aplica a los brasileños en situaciones de migración interna en busca de trabajo y mejores condiciones de vida”.

Las organizaciones signatarias de la Carta solicitan que las autoridades brasileñas en el campo político y eclesial se comprometan a crear mecanismos para un trabajo articulado de las organizaciones gubernamentales y de la sociedad civil con el fin de fortalecer y mejorar los instrumentos legales apropiados para prevenir que los traficantes de seres humanos actúen con impunidad durante la pandemia.

También piden que las diversas realidades eclesiales den prioridad a abordar estos crímenes contra la vida humana, trabajando en la formación. Finalmente, la carta pide un compromiso conjunto para reducir las desigualdades sociales, responsables de alimentar el tráfico, y garantizar la vacuna contra el Covid-19 para todos los brasileños. +