Martes 15 de junio de 2021

Bendición de un centro comunitario y casa de retiro en Rosario de Lerma

  • 29 de abril, 2021
  • Rosario de Lerma (Salta) (AICA)
Se llaman Buen Pastor y San José, y su realización fue posible gracias a la iniciativa del párroco local, presbítero Alejandro Pezet, que movilizó el proyecto. Mons. Mario Cargnello bendijo las obras.
Doná a AICA.org

El arzobispo de Salta, monseñor Mario Antonio Cargnello, bendijo e inauguró el 25 de abril el centro comunitario Buen Pastor y casa de retiros espirituales San José, en un predio de la ciudad salteña de Rosario de Lerma.

La misa al aire libre y con protocolos fue concelebrada por el presbítero Alejandro Pezet, párroco de Santa Rita, y el presbítero Víctor Yurquina. Asistieron autoridades municipales y provinciales, y numerosos fieles de la comunidad parroquial y principalmente de los 9  barrios de la zona norte de Rosario de Lerma.

Al finalizar la celebración eucarística, el padre Pezet hizo una reseña histórica y agradeció a los que hicieron posible la obra.

“Hoy damos gracias a Jesús Buen Pastor por esta obra, que será un corral seguro para su rebaño, a San José Gabriel del Rosario Brochero y a San José, al papa Francisco que me orientó con la gestión en Italia, a monseñor Mario por su apoyo y su confianza, a los que trabajaron en la obra, que ahora los llamaremos para entregarles un recordatorio”, manifestó el sacerdote.

“Personalmente quiero agradecer a mis 2 abuelas y a mis padres, que con su ejemplo, inspiración y legado fueron parte de este proyecto, y a todos los amigos y fieles de la zona Norte y de la Escuela de Evangelización San Andrés que confiaron en este sueño y que en estas últimas semanas especialmente han trabajado muy duro armando las camas, plantando árboles y plantas, limpiando y preparando esta fiesta”, destacó.

El padre Pezet reconoció que le hubiera gustado que la casa de retiros se llame Cura Brochero o Buen Pastor, pero justo Salta ya tiene otras con esos nombres, y contó que, tras hacer consultas a la comunidad y al arzobispo, “no hubo dudas de que tenía que llamarse San José, para que aquí él nos cuide, nos eduque y nos alimente como lo hizo con el Niño Jesús”.

“Esperamos que esta obra pueda ser de utilidad para esta comunidad, y para todos los fieles del Valle de Lerma y de Salta, y que sea casa de paz, de oración y de caridad para el Pueblo de Dios que camina en Rosario de Lerma”, expresó.

Luego de la bendición e inauguración formal se entregaron cuadros con agradecimiento y como recordatorios a los arquitectos Lorena Guedilla y César Spirito, autores del proyecto; al ingeniero López Sáenz, y a los constructores Aldo Cruz, Francisco Viveros, Pablo Cruz y Walter Suligoy.

La obra consta de dos edificios. El primero con un amplio salón de 9 por 14 metros, otro salón mas pequeño, una cocina amplia, baños, y cuarto de máquinas con termotanques de gas y un termotanque solar en el techo. El otro edificio consta de doce habitaciones con un total de 48 camas y una amplia galería.+