Viernes 2 de diciembre de 2022

Becquart: "Mi designación en el Sínodo es un signo de esperanza"

  • 12 de febrero, 2021
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
"La Iglesia de Francisco es una Iglesia que cada vez más está delegando cuestiones de responsabilidad a las mujeres", destacó la flamante subsecretaria para el Sínodo de los Obispos.
Doná a AICA.org

La religiosa francesa Nathalie Becquart, nombrada por el papa Francisco subsecretaria para el Sínodo de los Obispos, afirmó que su nombramiento es un "signo de esperanza" que refleja un "cambio" y una "nueva dirección" en la Iglesia. Su designación la convierte en la primera mujer con derecho a voto en este organismo de consulta eclesial.

"El voto es solo el final de un proceso más largo que refleja un cambio y una nueva dirección en Iglesia. Es un signo de esperanza", dijo la religiosa en una rueda de prensa organizada por la Unión de Superioras Generales en Roma.

Becquart se manifestó todavía "impresionada" por la decisión del pontífice, que recibe como "una misión" para servir al Sínodo, la reunión de obispos del mundo en el Vaticano para discernir temas de actualidad eclesial.

La religiosa le restó importancia a su designación al señalar que se considera "una entre muchas" mujeres que cada vez más ocupan puestos de liderazgo y de dirección en la Iglesia católica. "La Iglesia del papa Francisco es una Iglesia que cada vez más está delegando cuestiones de responsabilidad a las mujeres".

En este sentido, Becquart considera que el término "madres sinodales" es una expresión que se usó por primera vez en el Sínodo de los Jóvenes en 2018 cuando se incluyó la participación por primera vez de una docena de mujeres en los debates con los obispos, pero ninguna de ellas pudo votar el texto final. Al año siguiente, en 2019, el Papa nombró a cuatro  como consultoras de la Secretaría General del Sínodo de los obispos.

Para la religiosa francesa, su nombramiento tiene cierta "continuidad" porque "durante los últimos Sínodos se ha reflexionado sobre el papel de la mujer en la Iglesia" y el Papa solo escuchó "la opinión de la mayoría de los padres sinodales".

"Mi nombramiento es una puerta abierta, que podrá evolucionar en el futuro. La Iglesia está en continua evolución, en continuo discernimiento y transformación. Por lo que esto no es un proceso cerrado", dijo Becquart, que lleva desde sus inicios trabajando en este organismo creado por Pablo VI en 1965.

Para la religiosa, su nombramiento como subsecretaria del Sínodo, un puesto que no existía previamente y que compartirá con el sacerdote agustino español Luis Martín, es fruto de un proceso de la Iglesia en el que "han mejorado las relaciones entre hombres y mujeres de la Iglesia" y se ha dado también un "cambio de mentalidad".+