Sábado 31 de octubre de 2020

Avellaneda-Lanús peregrinó a Luján de modo virtual

  • 21 de septiembre, 2020
  • Sarandí (Buenos Aires)
La diócesis de Avellaneda-Lanús realizó, en la jornada del sábado 19 de septiembre, su peregrinación anual al santuario de Nuestra Señora de Luján, este año de modo virtual.

En la jornada del sábado 19 de septiembre, la diócesis de Avellaneda-Lanús realizó su peregrinación anual al santuario de Nuestra Señora de Luján, patrona de la  Argentina, este año de modo virtual.

El administrador diocesano, monseñor Rubén Oscar López, desde la parroquia Nuestra Señora de Luján de Sarandí, celebró la Eucaristía y durante su homilía expresó: “Seguramente cada uno de nosotros tendremos más o menos guardados recuerdos, imágenes, historias, sonrisas, lágrimas, compañías que tuvimos en otros tiempos ante la Virgen y que por distintas razones, hoy ya no están. Cada uno de estos elementos hizo que la peregrinación fuese única”.

Ante la situación actual, monseñor López mencionó que “se siente un cierto clima de crispación en las relaciones que nos hace pensar que el Martín Fierro es solamente poesía muerta: ‘Los hermanos sean unidos... porque si entre ellos se pelean, los devoran los de afuera’”. Y también hizo alusión a la espera en la diócesis del nuevo pastor diocesano, luego de la retirada de monseñor Rubén Frassia.

“Todas estas realidades hacen que esta peregrinación al santuario de la madre sea muy particular. Quizá no la olvidemos fácilmente. Por todo esto recordaremos indudablemente esta peregrinación del 2020 (…) Por eso, confiando en el Señor y cantando con María el Magnificat podemos decir: ‘Mi alma canta la grandeza del Señor porque Dios ha mirado nuestra pequeñez’; por eso, el Señor nos dice desde la cruz: ‘Aquí tienes a tu madre’”, sostuvo.

El administrador diocesano invitó a la Iglesia diocesana “a que miremos a nuestra Madre de Luján y le pidamos por las intenciones que cada uno tenga en su corazón, pero también y muy especialmente por estas dos intenciones comunitarias: Por nuestra patria y por nuestra diócesis para que, por intercesión de María de Luján, Jesús nos envíe ‘un pastor según su corazón, pleno del Espíritu Santo y de la alegría del Evangelio’. Que nos haga recobrar el entusiasmo que perdimos”, dijo.

Y concluyó rogando “que esta Eucaristía que celebramos nos dé la fuerza necesaria para seguir recorriendo el camino que Jesús nos marca”.

Para ver la celebración de la misa completa, consulte la página de Facebook de la diócesis.+