Domingo 29 de enero de 2023

Asamblea diocesana de pastoral en Concordia

  • 7 de noviembre, 2022
  • Concordia (Entre Ríos) (AICA)
Participó la comunidad diocesana y presidió el obispo Luis Collazuol, quien detalló cinco ideas fundamentales para ser "criterio de discernimiento sinodal de la tarea evangelizadora".
Doná a AICA.org

La diócesis de Concordia realizó el sábado 5 de noviembre la Asamblea diocesana de pastoral en la parroquia Nuestra Señora del Valle, a la que asistieron numerosos laicos, consagrados y sacerdotes.

Participaron también miembros de consejos pastorales o juntas parroquiales, comisiones de capillas, agentes y coordinadores de áreas pastorales, comunidades, instituciones, movimientos y equipos pastorales de escuelas.

Dando continuidad al camino diocesano, la Asamblea tuvo como objetivo celebrar con gratitud y compromiso los 20 años del proceso de planificación y camino pastoral diocesano que se viene recorriendo, a la luz de los 60 años del inicio del Concilio Vaticano II.

También se evaluó lo recorrido en el actual tiempo sinodal de la Iglesia en orden discernir los nuevos desafíos, y reavivar la comunión, participación y misión en las comunidades, respondiendo al impulso de santidad misionera del Espíritu Santo.

“No podemos aquí más que atisbar la riqueza conciliar, pero ello nos podrá animar a una búsqueda más vasta”, consideró el obispo de Concordia, monseñor Luis Armando Collazuol, en su mensaje.

El prelado se limitó a señalar algunas ideas fundamentales para seguir profundizando personal y comunitariamente, y para ser criterio de discernimiento sinodal de la tarea evangelizadora: “La Iglesia como misterio de comunión misionera”, “La primacía de la Palabra de Dios”, “La renovación de la liturgia”, “La vocación universal a la santidad” y “La misión de la Iglesia en el mundo y para el mundo”.

“Las cinco ideas fundamentales expuestas no son exhaustivas, son solo un destello de la luz del Concilio para nuestro tiempo, que ilumina nuestros horizontes misioneros diocesanos. Esa luz nos invita a ser Iglesia en salida, a responder con generosidad y santidad a las solicitaciones y desafíos de nuestro tiempo. Esa luz nos invita a vivir más profundamente el Misterio de Cristo y de la Iglesia, colaborando con gratitud en la obra de la Salvación”, planteó. 

“Si la misión de la Iglesia es hacer llegar el Evangelio a todos los hombres y todos los pueblos también nosotros, mucho más que los apóstoles, tenemos necesidad de ser santificados y guiados por el Espíritu Santo. Tenemos la gracia de haber nacido y crecido como diócesis de Concordia en los tiempos nuevos para la Iglesia y su misión en el mundo que abrió el Concilio Vaticano II”, agregó.

Monseñor Collazuol pidió: “Que esta gracia imprima un sello conciliar en nuestro estilo diocesano sinodal y misionero. A la mediación de nuestra Madre María Inmaculada de la Concordia, y a su santo esposo José, Patrono de la Iglesia universal, confiemos nuestro camino pastoral diocesano”.+

» Texto completo del mensaje