Martes 19 de enero de 2021

Ante la ley de aborto, los franciscanos seglares piden: "No nos desanimemos"

  • 7 de enero, 2021
  • Buenos Aires (AICA)
La Orden Franciscana Seglar de la Argentina envió un comunicado a raíz de la sanción de la ley de aborto, y de la media sanción de la ley de movilidad jubilatoria.

La Orden Franciscana Seglar de la Argentina se manifestó en rechazo por la sanción de la ley de aborto y la de movilidad jubilatoria, del pasado 30 de diciembre: “Nuestro país amaneció con una certeza que desde hace tiempo tenemos los argentinos: estamos gobernados por los ‘Herodes’, que son avalados por los ‘saduceos’ y los ‘fariseos’ del poder”, expresaron.

“Como argentinos y franciscanos seglares nos sentimos traicionados y doloridos. Otra vez los niños, las mujeres y los ancianos, los más vulnerables, los sin voz maltratados y asesinados: a los niños les espera una muerte infame en el vientre de su madre, a esas madres les espera volver a ser usadas como laboratorio de campo de exterminio y a los ancianos la condena de vivir los últimos días de su vida con privaciones, zozobras y en muchos de los casos sin lo mínimo para vivir condenándolos a la humillación”, manifestaron los seglares.

En este sentido, y aunque tenían esperanzas, “porque creemos en la bondad que toda persona alberga en el fondo de su corazón”, se sintieron defraudados: “Como Consejo Nacional de la OFS de la Argentina manifestamos nuestro repudio a la ley del IVE (aborto) sancionada y aprobada por el Congreso de la Nación, por ser inconstitucional y genocida, y a la media sanción de la ley de movilidad jubilatoria por vapulear nuevamente la salud de nuestros hermanos jubilados”.

Campaña Donación AICA

Frente a esto, los franciscanos indicaron que “Dios nos está dando la oportunidad de ser verdaderos hermanos menores, de caer en la cuenta que la perfecta y verdadera alegría brota de nuestros míseros corazones cuando experimentamos el sabor de la derrota y del desprecio”. Por eso, a ejemplo de sus patronos Francisco y Clara decidieron “comprometernos en serio en el acompañamiento de las mujeres en situación de embarazo vulnerable y los ancianos abandonados”, para seguir concientizando a la sociedad de que “el aborto es un crimen y que toda vida vale”.

“No nos desanimemos -instan los franciscanos seglares-, no busquemos el ojo por ojo o la revancha mezquina, no nos llenemos de la bronca que paraliza y nunca es buena consejera.  Porque si maldecimos a nuestros enemigos y favorecemos a nuestros amigos, ¿qué nos diferencia como hermanos franciscanos seglares?”. Por eso, animaron a rezar “por la conversión de la mente, del corazón y también de las obras, que lleven a la vida y no a la muerte”.

Animados en el Espíritu Santo, concluyeron con la certeza de que “la última palabra de la historia no la tenemos los humanos, sino el Señor de la historia, Jesucristo, el Hijo de Dios nacido de una mujer. A Él sea la gloria y la alabanza”.+