Martes 24 de mayo de 2022

Angola: profanan el santuario de Muxima y destruyen varias imágenes

  • 1 de noviembre, 2013
  • Viana (Angola)
"Una acción perpetrada de forma fría y cobarde", así describió monseñor Joaquim Ferreira Lopes, obispo de Viana, la profanación del santuario de Muxima, en Angola. Según Radio Ecclesia, emisora de la Iglesia angoleña, el domingo, 27 de octubre, 6 personas no identificadas destrozaron y destruyeron algunas imágenes de la Virgen María, venerada en el santuario.
Doná a AICA.org
"Afortunadamente, la imagen principal de Nuestra Señora de Muxima sufrió solo pocos daños, pero otras imágenes son irrecuperables, ya que fueron destruidas bárbaramente", dijo el obispo. El grave acto de vandalismo fue llevado a cabo el día de clausura del Año de la Fe en Angola.

Al escuchar la noticia, cientos de fieles se congregaron para protestar frente al santuario. Monseñor Lopes invitó a todos a mantener la calma, pero señalando que, además de daños a la propiedad, las autoridades deben tener en cuenta "los daños morales menos visibles que afectan al corazón de las personas y que provocan ira y rabia a la población, que se siente privada de los símbolos a los que es devota".

Las autoridades anunciaron una investigación y enviaron especialistas para reparar los daños que sufrió la venerada estatua de la Virgen.

Según informes de prensa, la policía detuvo a algunas personas pertenecientes a la confesión evangélica llamada "Iglesia profética del Arca de Belén" y está considerando su posición en relación con el acto de profanación.

Los obispos de Angola expresaron en varias ocasiones su preocupación por el aumento de las sectas y el fuerte crecimiento de los inmigrantes musulmanes en el país.

Monseñor Manuel Imbamba, arzobispo de Saurino y portavoz de la Conferencia episcopal de Angola declaró a Radio Ecclesia que la Iglesia Católica no puede impedir la entrada de otras religiones en el país, pero señaló que no se puede pasar por alto las "graves consecuencias" de la llegada de formas religiosas marcadas por "la intolerancia, el fundamentalismo, la violencia y la perversión de su propia cultura".+