Martes 1 de diciembre de 2020

Ángelus: La Iglesia avanza siempre con la fe de Pedro

  • 23 de agosto, 2020
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
El Papa invitó este domingo a preguntarnos como Pedro ¿Quién es Cristo para nosotros?

La pregunta que hace dos mil años Jesucristo hizo a sus discípulos “¿Quién soy yo para ustedes?”. hoy la escuchamos dirigida a cada uno de nosotros, dijo el papa Francisco este domingo 23 de agosto en sus palabras antes del rezo del Ángelus, comentando el Evangelio de san Mateo “que narra el momento en el que Pedro profesa su fe en Jesús como Mesías e Hijo de Dios”. 

Es Jesús quien provoca la confesión del apóstol, recuerda Francisco, porque “quiere llevar a sus discípulos a dar el paso decisivo en su relación con él”. De hecho, el de los Doce “es un camino de educación a la fe”. 

La primera pregunta no es demasiado exigente, explica el pontífice: “¿Quién dice la gente que es el Hijo del Hombre?”. Hablamos de los demás y nos gusta “sacar el cuero” a los demás, nos gusta el chisme, pero “la perspectiva de la fe ya es necesaria y no el chisme”. Los discípulos responden que “Jesús de Nazaret fue considerado profeta”.

Con la segunda pregunta, sin embargo, “Jesús les toca el corazón: “¿Pero, quién soy yo para vos?” y los llama a involucrarse, mostrando la razón por la que siguen al Maestro. 

Después de unos momentos de vacilación, Simón declara con entusiasmo: “Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente”. 

Una respuesta, comentó Francisco, “plena y luminosa”, que “no le viene de su impulso, por generoso que sea”, de “su cultura, lo que estudió”, sino que “es fruto de la gracia del Padre”. “Es una gracia que debemos pedir”, diciendo “Padre, dame la gracia de confesar a Jesús”.

Pero Jesús reconoce que Simón respondió prontamente a la inspiración de la gracia “y luego agrega, en tono solemne: 'Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia y los poderes del infierno no prevalecerán sobre ella'“. Jesús, explica el papa Francisco, hace que Simón comprenda “el significado del nuevo nombre que le dio”, 'Pedro' “:

La fe que acaba de manifestar es la “piedra” inquebrantable sobre la que el Hijo de Dios quiere construir su Iglesia, es decir, su comunidad. Y la Iglesia siempre avanza sobre la fe de Pedro, sobre esa fe que Dios reconoce, que Jesús reconoce y lo hace cabeza de la Iglesia.

Y agregó el Papa: “Escuchemos la pregunta de Jesús dirigida a cada uno de nosotros”: “Y tú, ¿quién dices que soy?”. Y cada uno de nosotros “debe dar una respuesta que no sea teórica, sino que implique fe, es decir, vida, ¡porque la fe es vida! 'Para mí eres ...' y di la confesión de Jesús”.

Una respuesta que exige también de nosotros, como los primeros discípulos, una escucha interior de la voz del Padre y una consonancia con lo que la Iglesia, reunida en torno a Pedro, sigue proclamando. 

Se trata de entender quién es Cristo para nosotros: si es el centro de nuestra vida y el objetivo de todo nuestro compromiso en la Iglesia y en la sociedad. ¿Quién es Jesucristo para mí? Quién es Jesucristo para ti, para ti, para ti… Una respuesta que debemos dar todos los días.

“Es indispensable y loable - aclaró Francisco - que la pastoral de nuestras comunidades esté abierta a las múltiples formas de pobreza y emergencias. La caridad es siempre el camino principal en el camino de la fe, de la perfección de la fe”.

Pero es necesario que las obras de solidaridad, de caridad que hacemos, no distraigan del contacto con el Señor Jesús. La caridad cristiana no es simple filantropía sino, por un lado, es mirar al otro con los ojos de Jesús mismo y, por otro lado, es ver a Jesús en el rostro de los pobres. Y este es el verdadero camino de la caridad cristiana, con Jesús en el centro, siempre “.

“Que María Santísima, bienaventurada porque ha creído, sea para nosotros guía y modelo en el camino de la fe en Cristo, y nos haga conscientes de que la confianza en Él da sentido pleno a nuestra caridad y a toda nuestra existencia”. +