Sábado 22 de enero de 2022

A 15 años de su fundación, "Comunidad Belén" fue aprobada como asociación de fieles

  • 3 de diciembre, 2021
  • San Isidro (Buenos Aires) (AICA)
La asociación de fieles Comunidad Belén, de la parroquia Santo Tomás Moro, en Vicente López, celebrará con una misa la aprobación de su estatuto canónico.
Doná a AICA.org

Con una misa presidida por el obispo de San Isidro, monseñor Oscar Vicente Ojea, la asociación de fieles Comunidad Belén, de la parroquia Santo Tomás Moro, de Vicente López, dará gracias a Dios por la reciente aprobación de su estatuto canónico.

La Eucaristía tendrá lugar en dicha parroquia, ubicada en Urquiza 1450, el sábado 4 de diciembre a las 18.30, y será concelebrada por el párroco y fundador de Comunidad Belén, presbítero Adrián Santarelli; y el presbítero Jorge Luis Hartkopf.

Comunidad Belén es una comunidad de fieles cristianos marcada profundamente por la compasión, la vocación misionera y el ministerio de la sanación. Fue fundada en el año 2006 por el presbítero Adrián Santarelli, de la diócesis de San Isidro. 

Se sostiene, anima y alimenta con la oración, la formación y la acción. La oración es el corazón, pues ella une a Dios, y une en un mismo espíritu a los hijos del bendito pueblo de Dios, trascendiendo las fronteras de la Iglesia católica. La formación es el camino para la transformación de los corazones, las personas y las comunidades. La acción por la cual sanan las heridas individuales y sociales de este mundo.

A lo largo de los años, la Comunidad se ha ido fortaleciendo y expandiendo, tanto en el interior de la Argentina como en el exterior. 

La misión de la comunidad es testimoniar a una Iglesia que busca responder de un modo renovado, una Iglesia que inaugura nuevos procesos de reconciliación y de unión.

Para ello, crean espacios de acogida y crecimiento espiritual: retiros de sanación, retiros de conversión y profundización, talleres y jornadas de crecimiento espiritual y promoción humana integral, peregrinación de lugares santos y grupos de oración. 

Fomentan el diálogo interreligioso mediante la organización y participación en encuentros que favorezcan caminos de paz. 

Promueven la cultura del encuentro, la fraternidad y la solidaridad. Se concreta en el ejercicio de voluntariado en centros de salud, en la creación de conciencia para el cuidado de la Casa Común. 

Diseñan e instrumentan programas de formación. Editan y publican contenidos que permitan difundir no sólo la propia espiritualidad, sino también los contenidos de los programas educativos. 

Están trabajando en la fundación del Centro de Paz, Jardines de Tibhirine; lugar que representará su vocación y espiritualidad. Un Centro de Paz que anhela convertirse en un espacio interreligioso para integrar y discernir el tiempo que transitamos y ser una casa abierta de oración por la Paz. 

Más información: www.comunidadbelen.org.+