Miércoles 26 de enero de 2022

Pesar del Papa por un nuevo ataque a una iglesia cristiana en Burkina Faso

  • 2 de mayo, 2019
  • Ciudad del Vaticano
"El Santo Padre recibió con dolor la noticia de un nuevo ataque a una iglesia en Burkina Faso. Eleva oración por las víctimas y sus familias y por toda la comunidad cristiana de ese país", dijo el director interino de la Sala de Prensa del Vaticano, Alessandro Gisotti, en referencia al ataque a una iglesia protestante. El pastor protestante y dos de sus hijos fueron asesinados durante la celebración cultual.
Doná a AICA.org
"El Santo Padre recibió con dolor la noticia de un nuevo ataque a una iglesia en Burkina Faso. Eleva oración por las víctimas y sus familias y por toda la comunidad cristiana de ese país", dijo el director interino de la Sala de Prensa del Vaticano, Alessandro Gisotti, en referencia al ataque a una iglesia protestante. El pastor protestante y dos de sus hijos fueron asesinados durante la celebración cultual.





En los últimos meses, las acciones de los grupos islámicos radicales aumentaron.

Hasta el momento son seis los muertos en este ataque a una iglesia protestante, ocurrido en Silgadji, a 60 kilómetros de Djibo, capital de la provincia de Soum. Las víctimas son el pastor Pierre Ouedraogo, golpeado mientras presidía el culto, dos de sus hijos y tres fieles.

Los atacantes, que llegaron en una motocicleta, habrían huido a Mali. El ataque es parte de un clima de creciente tensión: el viernes por la tarde, seis personas, incluidos cinco maestros burkineses, fueron asesinadas por una docena de presuntos yihadistas en Maytagou, en la región centro-oriental de Koulpelogo.

Otro ataque tuvo lugar el 5 de abril, contra una aldea en la diócesis de Dori, durante el Viacrucis; en esa ocasión, algunos hombres armados entraron a la iglesia católica y abrieron fuego contra los fieles, matando a cuatro personas. Los bandidos saquearon el pueblo antes de irse.

En Burkina Faso, desde 2015 los grupos terroristas se han enfurecido, entre ellos Ansarul Islam y el "Grupo para la afirmación del Islam y los musulmanes", afiliado a al-Qaeda por el Magreb Islámico. Más de 250 víctimas en cuatro años y, solo en la capital, más de 60. +