Martes 4 de octubre de 2022

Francisco: Las armas que venden Europa y los Estados Unidos matan niños

  • 8 de abril, 2019
  • Ciudad del Vaticano
El papa Francisco lamentó este sábado que la "rica" Europa y los Estados Unidos vendan armas para que otros países hagan la guerra y maten niños, y advirtió sobre un sistema económico injusto, en su discurso ante estudiantes y profesores del Instituto San Carlos de Milán, a los que recibió en audiencia en el Aula Pablo VI con motivo de los 150 años de su fundación.
Doná a AICA.org
El papa Francisco lamentó este sábado que la "rica" Europa y Estados Unidos vendan armas para que otros países hagan la guerra y maten niños, en su discurso ante estudiantes y profesores del Instituto San Carlos de Milán, a los que recibió en audiencia en el Aula Pablo VI con motivo de los 150 años de su fundación.

El pontífice abordó muchos temas, entre ellos la cultura de diálogo basada en la identidad y abierta a los demás, los sistemas económicos injustos y la venta de armas que provoca la muerte de tantas personas, el acoso, el "corazón racista" y la cultura de la indiferencia.

Al ser preguntado por un joven sobre las injusticias, el Papa respondió: "Dios no crea las injusticias, son los hombres los que generan desigualdad".

"Somos artífices de las diferencias, del dolor y de la pobreza. ¿Por qué hoy en el mundo hay tantos niños con hambre? ¿Crea Dios esa diferencia? No, es este sistema económico injusto donde cada día hay menos ricos con más dinero y más pobres sin nada", agregó.

"¿Por qué hay tantas guerras? Si no tuvieran armas, no harían la guerra. ¿Por qué hacen la guerra? Porque nosotros, la rica Europa y América venden armas para matar a los niños, a la gente, somos nosotros quienes hacemos las diferencias", sostuvo.



Francisco animó animó a los jóvenes a que se interrogasen acerca del por qué hay conflictos en sitios tales como Yemen, Siria o Afganistán. "Estas cosas deben decirlas claramente, a la cara y sin miedo. Si no son capaces de hacerse estas preguntas, no son jóvenes, les falta algo en el corazón", interpeló.

El Papa puso como ejemplo a un joven ingeniero que conoció en el reciente Sínodo sobre la Juventud en el Vaticano, quien, relató, que se había negado a trabajar en una fábrica de armas. "Esos son los jóvenes valientes de los que necesitamos", dijo.

Bullying y migrantes
Francisco también abordó con los jóvenes milaneses el problema del ´bullying´ en las aulas, preguntándoles: "¿Es cosa de Dios?". "No, son ustedes", les explicó, recordando que "con cada gesto de acoso se hace una declaración de guerra".

En relación con la inmigración, el Papa destacó que aporta "riqueza" a la sociedad y sin la cual la sociedad se vuelve como "agua destilada", es decir, "sin fuerza". Animó a los estudiantes a "no tener miedo al inmigrante" y rechazó que se vincule a los extranjeros con la criminalidad.

"¿Que son delincuentes? La mafia no fue inventada por nigerianos, es un valor ´nacional´, la mafia es nuestra, ´Made in Italia´", recordó.

"Estén atentos", les pidió y subrayó: "Hay la tentación de crear una cultura de muros, en el corazón y en la tierra, para impedir el encuentro con otras culturas. Quien construye muros, acabará esclavo dentro de los que construya, sin horizontes".

El Instituto San Carlos, fundado en 1869, cuenta en la actualidad con 1.950 alumnos y 220 profesores, y ofrece el IB Diploma Programme, un título reconocido a nivel internacional, válido para el acceso a la Universidad. Desde 1985 también recibe a niñas y entre sus conocidos alumnos se destacan Achille Ratti, quien se convertirá en el papa Pío XI, y Ludovico Necchi, una de las figuras que contribuyeron a fundar la Universidad Católica del Sagrado Corazón.

También estuvo presente en esta audiencia Monseñor Paolo Martinelli, Obispo auxiliar de Milán. En el saludo inicial del rector, el Padre Alberto Torriani, recordó con emoción los frutos de esta escuela que durante la Segunda Guerra Mundial custodió a tantas personas perseguidas.+