Martes 4 de octubre de 2022

Episcopado: Ultiman detalles para la próxima visita ad límina

  • 12 de marzo, 2019
  • Pilar (Buenos Aires)
En el marco de la 117ª Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), los obispos ultimaron detalles para la visita ad límina que realizarán entre el 28 de abril y 18 de mayo próximos. Irán divididos en tres grupos y en regiones pastorales, remitirán informes a los dicasterios de la Curia romana y mantendrán un encuentro con el papa Francisco, entre otras actividades previstas.
Doná a AICA.org
En el marco de la 117ª Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), los obispos ultimaron detalles para la visita ad límina que realizarán entre el 28 de abril y 18 de mayo próximos.

La Oficina de Prensa de la CEA destacó que la visita ad límina "constituye un momento de profunda renovación espiritual y pastoral, además de la renovada esperanza del encuentro con el sucesor de Pedro, el papa Francisco".

La última visita de estas características se llevó a cabo en 2009. Diez años después se vuelve a realizar, siendo la primera vez con Francisco como pontífice.

Los obispos argentinos peregrinarán a Roma llevando un detallado informe de la realidad pastoral de cada una de las diócesis del país. Estos informes son enviados previamente a los dicasterios para favorecer las reuniones y los encuentros que se realizan.



Los actos fundamentales de la visita ad límina son: la peregrinación a las cuatro basílicas mayores de Roma, donde celebrarán la Eucaristía; el homenaje a las tumbas de los Príncipes de los Apóstoles, el encuentro con el Santo Padre, y las reuniones con los dicasterios de la Curia romana.

Los obispos irán divididos en tres grupos y en regiones pastorales:

* Del 28/4 al 4/5 irán los pastores de las regiones NEA (Nordeste Argentino), Platense y Litoral.

* Del 5/5 al 11/5 lo harán los prelados de la región Buenos Aires.

* Del 12/5 al 18/5 viajarán a Roma los obispos de las regiones Patagonia, Centro, Cuyo y NOA (Noroeste Argentino).

En el marco de la visita ad límina, el 28 de abril a las 19 en la sede de la Iglesia Argentina en Roma, los obispos presentes en la Ciudad Eterna celebrarán una misa para unirse a la acción de gracias por la beatificación de los mártires riojanos, que tendrá lugar en La Rioja el día anterior.

"En un mundo que se unifica y en una Iglesia que sabe que es ?signo e instrumento de la íntima unión con Dios y de la unidad del género humano?, aparece indispensable promover y favorecer una continua comunicación entre las Iglesias particulares y la Sede Apostólica con un intercambio de informaciones y una real condivisión de solicitudes pastorales acerca de problemas, experiencias, sufrimientos, orientaciones y proyectos de trabajo y de vida", destaca la Oficina de Prensa de la CEA.

Asimismo, recuerda que la visita "ad limina apostolorum" por parte de todos los obispos que presiden en la caridad y en el servicio a las Iglesias particulares en cualquier parte del mundo, en comunión con la Sede Apostólica, tiene un significado preciso: "El fortalecimiento de su responsabilidad de sucesores de los apóstoles y de la comunión jerárquica con el Sucesor de Pedro y la referencia, en la visita a Roma, a las tumbas de los Santos Pedro y Pablo, pastores y columnas de la Iglesia Romana".

Profundizan aspectos sobre el sostenimiento del culto
Los obispos también profundizaron aspectos referidos al sostenimiento económico de la Iglesia, al reflexionar sobre el modo de concientizar a los fieles sobre este compromiso eclesial y los criterios para profundizar acciones solidarias entre las diócesis.

En la primera sesión de la mañana en la casa de ejercicios El Cenáculo La Montonera de Pilar, el centenar de prelados recibió la visita del nuncio apostólico, monseñor León Kalenga Badikebele.

[img]http://www.aica.org/images/38174.jpg[/img]

Misa, reconocimiento y oración
La jornada comenzó con la celebración de la misa presidida por monseñor Ricardo Faifer, obispo emérito de Goya, Corrientes. Concelebraron monseñor José María Arancibia, arzobispo emérito de Mendoza, y monseñor Baldomero Martini, obispo emérito de San Justo, Buenos Aires.

"Es tradición en la Asamblea Plenaria del Episcopado argentino que una de las misas sea presidida por los obispos eméritos en señal de reconocimiento a su labor pastoral y evangelizadora brindada en el camino junto a las comunidades de las diócesis donde fueron pastores", destacó la Oficina de Prensa de la CEA.

Los obispos volvieron a encomendar los trabajos del plenario episcopal al Santo Cura Brochero, a Nuestra Señora de Luján y los futuros beatos Mártires Riojanos.

Informes: www.episcopado.org y en las redes sociales Facebook, Twitter e Instagram.+