Viernes 23 de abril de 2021

Mons. Zanchetta brindó detalles del camino Sinodal diocesano

  • 6 de abril, 2017
  • San Ramón de la Nueva Orán (Salta) (AICA)
El obispo de Orán, monseñor Gustavo Oscar Zanchetta, se dirigió a la comunidad diocesana con una carta en la que detalla el procedimiento que se llevará a cabo para la elección de los sinodales y convoca a participar de la asamblea Pre Sinodal, por realizarse el sábado 29 de abril con el lema "Vayan y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos".
Doná a AICA.org
Monseñor Gustavo Oscar Zanchetta, obispo de Orán, envió una carta a la comunidad diocesana en la que explica cómo se desarrollará la elección de los sinodales y convoca a participar de la asamblea Pre Sinodal, que se realizará el 29 de abril.

En su mensaje, el obispo explica que luego de un profundo discernimiento sobre la composición del primer Sínodo diocesano, y con atención en los aportes de los sacerdotes y de muchos hermanos y hermanas, la participación en el Sínodo se realizará de acuerdo a lo previsto en la normativa eclesial vigente sobre los Sínodos diocesanos, y teniendo en cuenta la extensión y riqueza cultural de la Iglesia particular de Orán.

El Sínodo, detalló el prelado, "ocupa un lugar primario. Se configura como un acto de gobierno episcopal y como evento de comunión que expresa la índole de la comunión jerárquica que pertenece a la naturaleza de la Iglesia" .

De acuerdo a la composición, aclaró, debe reflejar "la diversidad de vocaciones, de tareas apostólicas, de origen social y geográfico que caracteriza la diócesis, aunque procurando confiar a los clérigos un rol prevalente, según su función en la comunión eclesial. La contribución de los sinodales será tanto más válida cuanto más sobresalgan por rectitud de vida, prudencia pastoral, celo apostólico, competencia y prestigio".

Al efecto se constituirá una Comisión Pre Sinodal, la cual luego quedará conformada como Comisión Sinodal Central. A su vez se creará una Comisión Ejecutiva y la Secretaría General del Sínodo, que tendrán la tarea de impulsar, junto con el Obispo, la marcha y el trabajo del Sínodo, el cual se desarrollará en tres etapas sucesivas: Ver, juzgar, actuar.

Los sinodales conformarán distintas Mesas de Trabajo con temáticas específicas, a fin de llevar adelante el objetivo direccional y la temática central del primer Sínodo Diocesano: "Identidad y misión de la Iglesia de la Nueva Orán".

Participarán del Sínodo, convocado y presidido por el obispo, todos los sacerdotes y diáconos que ejercen su ministerio en la diócesis, tanto del clero secular como regular. La vida consagrada estará representada por seis sinodales titulares y serán elegidas cuatro en calidad de suplentes. "El discernimiento para la elección de estos sinodales lo encomiendo al Equipo de Animación de la Vida Consagrada en la diócesis", expresó monseñor Zanchetta.

La participación de laicos, por su parte, se hará efectiva a través de las parroquias, los movimientos, las asociaciones, los grupos y las diversas áreas de pastoral mediante las cuales se articula la presencia evangelizadora como discípulos misioneros. A estos fines, el obispo detalló la cantidad de sinodales divididos por decanatos y, a su vez, por parroquias. En el caso de las parroquias encomendadas a comunidades religiosas, se sumará al grupo de sinodales laicos la religiosa que cumple el servicio de Moderadora.

"Las áreas pastorales específicas, asociaciones, grupos y movimientos, recibirán a la brevedad la convocatoria y el número de sinodales a designar a través de la Vicaría Episcopal de Evangelización", explicó. En el ámbito educativo se hará lo propio a través de la Vicaría Episcopal de Educación.

"En cuanto al modo de designar los sinodales, esta responsabilidad la encomiendo a los responsables de cada parroquia, (sacerdotes y religiosas que estén a cargo de parroquias), como así también a los asesores, responsables y animadores de las distintas áreas de pastoral, asociaciones, movimientos y grupos con la colaboración de los respectivos Vicarios y Delegados Episcopales", para lo que se tendrá en cuenta el ?Perfil del Sinodal?", y deberán convocar a un encuentro o asamblea, procurando hacer un discernimiento comunitario para la elección de los respectivos sinodales, (titulares y suplentes).

En su carta, el obispo convocó además a la Asamblea Pre Sinodal, que se llevará a cabo el 29 de abril en el instituto San Antonio de Padua, de 9 a 13, y será ocasión para la presentación de los sinodales elegidos, que deberá ser entregada por escrito en una nota dirigida al obispo.

La convocatoria a la asamblea está abierta a los miembros de la comisión ejecutiva del Sínodo, los miembros de la comisión Pre Sinodal, los miembros de la Secretaría general de Sínodo, todos los sacerdotes y diáconos de la diócesis, los representantes de la vida consagrada elegidos sinodales (titulares y suplentes), las religiosas que actúan como Moderadoras de parroquias encomendadas, todos los sinodales elegidos, titulares y suplentes, de las parroquias; todos los sinodales elegidos, titulares y suplentes, de las distintas áreas pastorales, asociaciones, movimientos y grupos que conforman la Vicaría de Evangelización; todos los sinodales elegidos, titulares y suplentes, de los distintos ámbitos educativos de la diócesis que integran la Vicaría de Educación y los sinodales elegidos directamente por el obispo diocesano.

Monseñor Zanchetta animó a la comunidad a vivir el Sínodo "como un acontecimiento salvífico que afianzará los fundamentos de nuestra vida eclesial en esta bendita tierra de la Nueva Orán", fecundada con la ofrenda de las vidas de los Siervos de Dios, padres Pedro Ortiz de Zárate y Juan Antonio Solinas SJ, "quienes junto a dieciocho hermanos laicos supieron adentrarse en el Valle del Zenta para proclamar el Evangelio de Jesucristo; Camino, Verdad y Vida".

"A la intercesión de ellos encomiendo nuestro Primer Sínodo Diocesano, y a la infinita bondad y paternidad de nuestro Dios ruego ?junto con todos ustedes? que cuando así lo quiera podamos venerarlos como los primeros mártires de Argentina", concluyó, invocando la protección de María y de San Ramón Nonato para esta etapa del camino sinodal.+

» Texto completo de la carta pastoral