Miércoles 3 de marzo de 2021

Mons. Frassia se refirió al accionar del ministro de Cultura de la ciudad, Enrique Avogadro

  • 29 de mayo, 2018
  • Buenos Aires (AICA)
Tras el hecho cometido por el ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, Enrique Avogadro, cuando comió una porción de torta con la forma del cuerpo de Jesús, y las fuertes críticas recibidas, el obispo de Avellaneda-Lanús, monseñor Rubén Oscar Frassia, emitió un comunicado.
Monseñor Rubén Oscar Frassia, obispo de Avellaneda-Lanús, expresó su asombro ante el hecho sucedido en una exposición de arte cuando el ministro de Cultura de la ciudad de Buenos Aires, Enrique Avogadro, comió una porción de torta con la forma del cuerpo de Jesús yacente. "Esta noticia golpea el corazón de los creyentes cristianos, y de todos los auténticos creyentes y personas que respetan las creencias de los otros, aun cuando no las compartan", manifestó.

Esta imagen provocó indignación y repudio en distintos sectores que consideraron el gesto una ofensa a los sentimientos religiosos. "Con la fe, de cualquier religión, o con las convicciones profundas de cualquier ciudadano, no se debe jugar, en el sentido de banalizarlas o ridiculizarlas," reflexionó Frassia.

En su comunicado se dirigió en primer lugar a quienes hicieron la torta, y en segundo lugar al ministro Avogadro que "por la función en la sociedad que ocupa, aunque haya tenido que concurrir debería haber ponderado la circunstancia, el tenor de la obra, el hecho de comer de ella y el modo en cómo lo realizó".

De modo contundente concluyó: "La falta de prudencia, si no tiene límites, puede llevar a la falta de respeto". "Señores, esto es algo muy serio y deberían suspender esta supuesta "Feria de Arte Contemporáneo Argentino".

Texto del comunicado por monseñor Rubén Oscar Frassia:

¡QUÉ ESTUPOR!
Con gran asombro y dolor tomo conocimiento de esta noticia, que golpea el corazón de los creyentes cristianos, y de todos los auténticos creyentes y personas que respetan las creencias de los otros, aun cuando no las compartan. La falta de prudencia, si no tiene límites, puede llevar a la falta de respeto.

En primer lugar, a quienes hicieron esa torta, con la imagen de Jesucristo. No conozco sus intenciones más profundas, pero sí objetivamente puedo decir que es algo ofensivo y fuera de lugar. Con la fe, de cualquier religión, o con las convicciones profundas de cualquier ciudadano, no se debe jugar, en el sentido de banalizarlas o ridiculizarlas. El arte, como toda comunicación prudente debe tener límites. El falso arte no respeta ni se respeta llegando, a veces, a la ofensa, si es que se realiza adrede. ¡Es verdaderamente doloroso!

Y luego, al señor Ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, ENRIQUE AVOGADRO, por la función en la sociedad que ocupa, aunque haya tenido que concurrir debería haber ponderado la circunstancia, el tenor de la obra, el hecho de comer de ella y el modo en cómo lo realizó. La superficialidad en lo mediático, la falta de objetividad y de respeto una vez más, independientemente de la motivación con que se realizó, nos preocupan. Me parece que sólo las disculpas no son suficientes.

Como creyente y como obispo católico de esta Iglesia de Avellaneda-Lanús repudio la ?pretendida torta? y la participación del señor ministro.

Señores, esto es algo muy serio y deberían suspender esta supuesta "Feria de Arte Contemporáneo Argentino", y deberían prestar más atención a qué criterios se apela cuando se califica de Arte determinadas obras.

+ Mons. Rubén O. Frassia
Obispo de Avellaneda-Lanús




Campaña Donación AICA