Viernes 3 de febrero de 2023

Viaje a África: La seguridad del Papa está asegurada, afirmó el portavoz vaticano

  • 24 de enero, 2023
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
No hay "amenazas específicas" afirmó Matteo Bruni ante el viaje del Papa al Congo y Sudán del Sur y reivindicó el "esfuerzo de las autoridades para garantizar la seguridad"
Doná a AICA.org

El portavoz del Vaticano, Matteo Bruni, aseguró este martes, 24 de enero, que no existen “amenazas específicas" respecto al viaje que el papa Francisco realizará a República Democrática del Congo y Sudan del Sur del 31 al 5 de febrero, en respuesta a una pregunta sobre si existe una preocupación en ese sentido por parte de la Santa Sede o de las autoridades locales.

En menos de una semana, el papa Francisco estará en República Democrática del Congo y Sudán del Sur, escala, esta última, deseada desde 2017 pero siempre pospuesta por el recrudecimiento de la violencia.

Ante el aumento de la violencia en el noroeste de la República Democrática del Congo, Bruni destacó que lo que sí existe es un "gran esfuerzo de las autoridades locales para garantizar la seguridad" en todos los actos, como en la misa que celebrará en el aeropuerto de Ndolo, en Kinsasa, donde se esperan cerca de un millón de personas.

Francisco vuelve a la República Democrática del Congo 37 años después del viaje de san Juan Pablo II y será el primero en tocar el suelo de Sudán del Sur, el país más joven del mundo desde la declaración de independencia en 2011. 

"Un hermoso viaje" para llevar "una palabra de paz", dijo Matteo Bruni, en la sesión informativa en la Oficina de Prensa del Vaticano, durante la cual insistió en que “las autoridades locales están haciendo un gran esfuerzo para garantizar la seguridad”.

El miedo se refiere a los recientes ataques cerca de Kinshasa, el último en una iglesia pentecostal en Kasindi que causó varias muertes. Las heridas que llevan años sin curarse en el país han ensanchado un conflicto que hoy enfrenta a un centenar de grupos guerrilleros, con una situación dramática en el este del país oriental "en el centro de muchos intereses, escenario de conflictos y violencias de diversa índole". 

En Sudán del Sur, a pesar de los acuerdos de paz de 2018, la violencia nunca cesó y desde 2013, dos años después de la independencia, el esfuerzo y el optimismo se alternaron con episodios dramáticos vinculados a la violencia. Allí también, miles de muertos. Para agravar todo, crisis alimentarias, sequías e inundaciones.

Mensajero de paz
El portavoz de la Santa Sede destacó que la que será la 40 visita internacional de Francisco "está centrada en la paz” y, aunque el obispo de Roma no visitará Goma como estaba previsto en el primer programa en julio, debido al aumento de la violencia, una representación de la región de Kivu viajará a la capital para encontrar al pontífice.

En Juba el pontífice estará acompañado por el primado anglicano Welby y el moderador de la asamblea general de la Iglesia de Escocia, Greenshields. 

Francisco dará vueltas en un automóvil abierto durante varias citas y se reunirá con representantes de instituciones locales, iglesias y empresas. Estos incluyen víctimas del este de la República Democrática del Congo y desplazados internos de Sudán del Sur. 

Dos momentos, dijo Bruni, que prometen ser "emocionantes". Qué emotivo, recordó, fue el viaje a Bangui, la capital centroafricana, "una etapa incierta por la violencia que se había vivido en la capital hasta unos días antes". 

"El Papa quería ir entonces", aunque muchos sectores lo desanimaron: "Solo le tengo miedo a los mosquitos", dijo a los periodistas en el avión. Y el "ambiente festivo en las calles" fue la respuesta.

Gran asistencia a misa en Kinshasa
En cuanto al programa del viaje, durante el cual el Papa pronunciará siete discursos en Kinshasa y cinco en Juba (todos en italiano, en algunos casos con traducción simultánea), Bruni explicó que la misa del 1 de febrero en el aeropuerto de Kinshasa-Ndolo, celebrada según el Rito Zaireano del Misal Romano, se espera que sea uno de los actos más concurridos del pontificado de Francisco. 

La zona puede albergar hasta un millón y medio de personas y, según la prensa local, habrá muchas en la celebración del pontífice. El escenario donde tendrá lugar la celebración es el más grande jamás construido en la República Democrática del Congo y además está equipado con un ascensor para facilitar la llegada del Papa. Incluso el coro que animará la misa está entre los más grandes jamás vistos: 700 personas.  

En estos días previos a la visita del Santo Padre a ambos países africanos, sus iglesias desearon que Francisco les lleve un mensaje de "paz y reconciliación" y que haga "callar las armas".

"Esperamos que muchas cosas sucedan cuando venga el Santo Padre, esperemos que las cosas cambien, que el liderazgo pueda entablar un diálogo con los grupos rebeldes, que haya una visión de reconciliación, que las armas callen", explicaba el coordinador general de la visita del Papa a Sudán del Sur, Samuel Abe, en un encuentro con medios de comunicación, organizado por Ayuda a la Iglesia Necesitada.+