Jueves 25 de abril de 2024

'Vení, Francisco, tu pueblo te espera', el pedido de las barriadas al Papa

  • 10 de noviembre, 2023
  • Ciudad Evita (Buenos Aires) (AICA)
La petición se escuchó en una misa en el marco de la campaña, con esa consigna, que organizan los Hogares de Cristo. Participó Mons. García, además de curas villeros y de la pastoral de adicciones.
Doná a AICA.org

Numerosas personas, entre ellas jóvenes que se recuperan de diversas adicciones, participaron este viernes de una misa en el santuario Virgen de Caacupé de Ciudad Evita, en el partido bonaerense de La Matanza, en el marco de la campaña “Vení, Francisco, tu pueblo te espera” que organiza la Familia Grande Hogar de Cristo.

La iniciativa de los curas villeros busca que "el Papa venga a la Argentina a encontrarse con sus compatriotas que tanto lo quieren, en un clima de reivindicación del valor de la justicia social que pregonamos los cristianos desde la Doctrina Social de la Iglesia y sabiendo que en los Hogares de Cristo luchamos todos los días por la libertad de quienes sufren adicciones", expresaron desde la institución organizadora. 

La misa fue presidida por el padre José María “Pepe” Di Paola, presidente de la Federación Familia Grande Hogar de Cristo, y concelebrada por el obispo de San Justo, monseñor Eduardo García, e integrantes del Equipo de sacerdotes de Villas y Barrios Populares del Área Metropolitana de Buenos Aires.

Por la Pastoral de Adicciones de Rosario, estuvieron además los sacerdotes Fabián Belay, Jorge Aloi, Diego Bulfoni, Marcos Aguirre, Marcelo Valesechi y Alejandro Gómez.

Por parte de la Pastoral de Adicciones de Mar del Plata, concelebró el presbítero Hernán David; mientras que el presbítero Pablo Viola, vicario para la Pastoral de Adicciones de la arquidiócesis de Córdoba, fue quien tuvo a cargo la predicación.

“Nuestro pueblo argentino tiene sueños, esperanzas, anhelos de paz y fraternidad, unidad y justicia social, y es Francisco —uno de los nuestros— quien los interpreta claramente; por eso es nuestro pastor que nos guía e ilumina, y por eso también queremos que venga, para hacernos sentir su presencia. Él es de nuestra casa, nos entiende y así es que lo reconocemos como pastor, más allá de que sea el Papa”, expresó el padre Viola en la homilía.

“Todo pueblo tiene un sueño de justicia, paz, unidad y felicidad que realiza de acuerdo a su contexto, su historia, su configuración, el territorio en el que está, a sus rasgos propios. Esto se expresa en la fe, en los santuarios, en Luján, en Caacupé, en tantos lugares, en la vida cotidiana de ese pueblo, en las luchas diarias, en sus distintas expresiones. Hoy Jesús en la Palabra nos dice que es el buen Pastor de ese sueño, que sabe interpretar porque Él viene del Padre, y es el Padre quien ha puesto en nosotros ese sueño, esos sueños de justicia, paz, unidad y felicidad”, agregó.

El sacerdote cordobés recordó que “es Jesús el que nos conoce: nosotros le pertenecemos. La humanidad entera le pertenece. Y Él nos guía, nos guía a través de sus discípulos-misioneros, y Francisco es uno de ellos”. 

“Él es uno de los nuestros que ha sabido interpretar claramente estos sueños, este sueño, y ha sabido expresarlo a todo el mundo. Por eso, queremos que venga, porque queremos que venga un pastor que nos entiende, que nos interpreta y que nos expresa, que representa a Jesús con claridad”, sostuvo.

El padre Viola reconoció, sin embargo, que “todo sueño tiene resistencias cuya única finalidad es sostener y mantener un estado de injusticia, violencia, dispersión y desdicha; es decir, que el sueño no se realice”. 

“Por eso, que venga Francisco no es solamente que venga Francisco, sino que es asumir de nuestra parte convertirnos en pastores de ese sueño, llevar en nuestras mochilas el bastón de pastor que Dios ha puesto en cada uno de nosotros y trabajar por ese sueño de acuerdo al don que Dios nos regaló”, aseveró.+