Viernes 12 de julio de 2024

El Vaticano: Consistorio el 1ero. de julio para diversas canonizaciones

  • 19 de junio, 2024
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Entre los beatos que serán declarados santos, está Carlo Acutis, el conocido joven laico considerado el "patrono de internet", cuya devoción se halla extendida por todo el mundo.
Doná a AICA.org

El Papa Francisco presidirá, el próximo 1ero. de julio, la celebración de la Hora Tercia y del Consistorio público ordinario para la canonización de algunos beatos, según lo anunció hoy la oficina de Celebraciones Litúrgicas.

Se trata de los beatos Manuel Ruiz López y siete compañeros de la Orden de los Frailes Menores; Francisco, Mooti y Raffaele Massabki, fieles laicos mártires; Giuseppe Allamano, sacerdote fundador de los Institutos de los Misioneros de la Consolata y de las Hermanas Misioneras de la Consolata; Marie-Leonie Paradis (nacida Virginie Alodie), fundadora de la Congregación de las Hermanitas de la Sagrada Familia; Elena Guerra, fundadora de la Congregación de las Oblatas del Espíritu Santo, conocidas como las "Hermanas de Santa Zita"; y Carlo Acutis, el conocido joven laico considerado el "apóstol de internet", conocido por su amor a la Eucaristía y cuya devoción está extendida por todo el mundo.

Carlo Acutis y su autopista al Cielo
Carlo nació en Londres, en 1991, y murió en 2006, a causa de una leucemia. A pesar de su corta edad, realizó un apostolado a través de Internet que llegó a miles de personas, a quienes hablaba de la Eucaristía. Consideraba a Jesús Sacramentado "una autopista hacia el Cielo" y murió con fama de santidad. No es de extrañar, por tanto, que el Papa Francisco lo proclamara venerable ya en 2018.

Poco después, en 2020, el pontífice beatificó a Carlo Acutis en la basílica de san Francisco de Asís. Cuatro años más tarde, otro milagro realizado gracias a su intercesión lleva al Vaticano a dar el paso para que el joven sea canonizado.

Los milagros
Gracias a la intercesión del futuro san Carlo Acutis, una joven de 21 años de Costa Rica, Valeria Valverde, sobrevivió milagrosamente a un grave accidente de bicicleta que la dejó al borde de la muerte, con un gravísimo traumatismo craneal.

Valeria se encontraba estudiando en Florencia desde 2018 y, en julio de 2022 se cayó de una bicicleta mientras circulaba por una calle del centro de la ciudad. La joven tuvo que ser sometida a una craneotomía de urgencia para reducir la presión intracraneal. 

Según informó el Dicasterio para las Causas de los Santos del Vaticano, desde el hospital se comunicó a la familia que su situación era muy crítica y que podía morir en cualquier momento. El 8 de julio, la madre de Valeria, Liliana, fue en peregrinación a Asís y rezó ante la tumba del beato Carlo Acutis, a quien confió a su hija, y también dejó una carta con su petición escrita. Ese mismo día, Valeria volvió a respirar espontáneamente y, al día siguiente, los médicos constataron la recuperación de la movilidad de sus miembros superiores y también su recuperación parcial del habla. 

El 18 de julio de 2022, 10 días después de la peregrinación de su madre, la joven fue dada de alta de la unidad de cuidados intensivos y los resultados de un TAC mostraron que la contusión hemorrágica de su cerebro había desaparecido por completo.

En contra de las predicciones médicas, Valeria sólo pasó una semana en fisioterapia y, el 2 de septiembre de 2022, dos meses después de su accidente, la joven costarricense peregrinó a la tumba de Carlo Acutis con su madre, para celebrar y dar gracias por su milagrosa curación.

Antes de su beatificación, el Papa Francisco aprobó otro milagro obrado por su intercesión en Brasil, donde un niño resultó curado de una grave enfermedad. Se trata de Matheus, un niño que padecía una malformación congénita conocida como páncreas anular, y que se curó gracias a que su madre, Luciana Vianna, le rezó al beato Acutis durante cuatro años por su sanación.+