Viernes 1 de marzo de 2024

Uno de cada siete cristianos sufre persecución y discriminación debido a su fe

  • 18 de enero, 2024
  • Madrid (España) (AICA)
Vandalizadas, saqueadas, cerradas. Nunca se habían atacado tantas iglesias como en 2023, reveló el informe elaborado por la organización Puertas Abiertas.
Doná a AICA.org

La situación de los cristianos en el mundo continúa deteriorándose y las persecuciones se intensifican. Más de 365 millones de cristianos enfrentan altos niveles de persecución y discriminación debido a su fe. Es decir, uno de cada siete cristianos, según el informe de la Lista Mundial de la Persecución 2024 que presentó este 16 de enero la organización Puertas Abiertas.

Según la organización de ayuda interreligiosa, solo entre el 1° de octubre de 2022 y el 30 de septiembre de 2023, 14.766 edificios cristianos fueron destruidos o cerrados y 4.998 cristianos fueron asesinados; y advierte que el número de casos no denunciados es mucho mayor. Desde hace más de 30 años, la organización de ayuda Puertas Abiertas elabora un ranking de los 50 países con mayor persecución a los cristianos.

Para analizar la situación de los cristianos en estos países, el informe examina dos tipos de persecución: persecución de “martillo”, que se refiere a la violencia contra personas e iglesias, y persecución de “tornillo”, que se refiere a áreas en las que los cristianos son discriminados o sometidos a fuertes presiones debido a su fe. 

Fuerte persecución en 57 países
Según el informe, Corea del Norte volvió a encabezar el ranking negativo de persecución más severa, seguida de Somalia, Libia, Eritrea, Yemen, Nigeria, Pakistán, Sudán, Irán y Afganistán. Los países más poblados del mundo, India y China, ocupan el puesto 11 y 19, respectivamente. En total, el informe revela que en 57 países los cristianos enfrentan una persecución particularmente severa. 

El continente asiático tiene la mayor proporción de cristianos perseguidos: 2 de cada 5 no pueden practicar su religión pacíficamente. En India y Pakistán, donde la persecución aumentó aún más durante 2023, son el objetivo de turbas odiosas que atacan iglesias y molestan a los fieles. Los cristianos también sufren violencia institucional a través de leyes anticonversión y antiblasfemia vigentes en ciertos estados de la India y Pakistán. La India tiene así el récord de cristianos encarcelados en el mundo: de 4.125 cristianos encarcelados, tiene 2.332. 

Aumento de la violencia contra las personas y la propiedad
En términos más generales, la violencia directa contra los cristianos dio un salto impresionante en un año. Son 42.849, frente a los menos de 30.000 del año anterior que fueron víctimas de agresiones, como amenazas de muerte o palizas. Es en el África subsahariana donde el yihadismo hace estragos donde los ataques personales alcanzan proporciones aterradoras. También este año Nigeria es el país donde el número de cristianos asesinados es mayor. 

En 2023, de los 4.998 cristianos asesinados en todo el mundo, 4.118 murieron en Nigeria, o el 82% de ellos. Durante la Nochebuena, cerca de 200 personas fueron masacradas por bandas yihadistas en lugares de culto. Además, Nigeria también tiene el mayor número de cristianos secuestrados, con 3.300 secuestros de 3.906. 

Otra forma de violencia, los ataques a la propiedad, también aumentaron de manera impresionante en comparación con el año anterior. En 2023, se cometieron 27.171 ataques contra propiedades privadas cristianas: más del triple de la cifra registrada para el año 2022. Pero los objetivos son principalmente iglesias y propiedades públicas cristianas (escuelas, hospitales). 

El número de edificios atacados literalmente se disparó en 2023: más de 14.766, frente a 2.110 en 2022, fueron “atacados, destruidos, saqueados, dañados, quemados, cerrados por la fuerza o confiscados”. 

En China, las autoridades han cerrado 10.000 iglesias que no pertenecen a la Iglesia oficial, a pesar de que se levantaron las restricciones sanitarias relacionadas con el Covid-19. 

Una realidad sin duda aún más oscura
En cuanto a América Latina, preocupa el creciente deterioro de Nicaragua. De hecho, sube veinte puestos para situarse como el número treinta de los países más peligrosos del mundo para los cristianos, después de no haber aparecido en la lista en el informe del año pasado. Peor es la situación en Cuba, que sigue siendo el país más peligroso de América Latina para los cristianos.

Laos también está experimentando un aumento de los ataques: cuatro cristianos asesinados el año anterior y una veintena de iglesias obligadas a cerrar o degradadas. Pero lo más sorprendente es que Argelia también se ve afectada por el aumento de la persecución contra los cristianos y gana cuatro puestos en la clasificación, pasando del puesto 19 al 15. La comunidad cristiana de Argelia, compuesta principalmente por protestantes y evangélicos, ha visto varias de sus iglesias cerradas por las autoridades y algunos de sus representantes encarcelados por hacer proselitismo o participar en eventos religiosos prohibidos. 

Menos cristianos asesinados, pero más desplazados
La noticia esperanzadora que deja el informe de Puertas Abiertas es que descendió el número de cristianos asesinados a causa de su fe con 4.998 personas, frente a los 5.621 de 2023 y los 5.898 de 2022. Del total de asesinados en el último año, nada menos que 4.118 ocurrieron en Nigeria.

El estado africano también lidera otros tipos de violencia. Se estiman mil casos de violencia sexual y más de diez mil casos de violencia física y psicológica, aunque esas cifras podrían ser muy superiores.

En cuanto a los cristianos encarcelados en 2024 fueron 4.125, de los que 2.332 tuvieron lugar en la India. Si hacemos alusión a los secuestros, se recogieron en el estudio 3.906, frente a los 5.259 de 2023. Sin embargo, creció de manera considerable el número de cristianos obligados a huir de su hogar o país con 295.120 personas, frente a los 139.307 del informe de 2023.

Por tanto, el informe constata un deterioro general de la condición de los cristianos en el mundo, particularmente en los países ya afectados de África, Asia y América Latina. Sin embargo, la ONG precisa que la situación en realidad podría ser mucho más oscura de lo que indica en su informe. Por lo tanto, la violencia sexual o los matrimonios forzados no pueden contarse, y las víctimas sufren estigma y trauma. Sobre todo, el número de muertes podría ser significativamente mayor, informa la ONG: en varios países, los cristianos víctimas de discriminación mueren por falta de acceso a las infraestructuras más esenciales, en medio de una indiferencia general.+