Miércoles 20 de octubre de 2021

Una estatua de la Virgen en la iglesia profanada por los yihadistas

  • 23 de enero, 2021
  • Qaraqosh (Irak) (AICA)
Cuando Francisco visite Qaraqosh, lo recibirá la gran estatua de la Virgen desde el campanario de la iglesia María "al Tahira" (toda pura).
Doná a AICA.org

Cuando el papa Francisco visite Qaraqosh, a darle la bienvenida también estará la gran estatua de la Virgen recién izada en el campanario de la iglesia dedicada a María “al Tahira” (toda pura). Desde la torre del santuario, la estatua de María se destaca sobre el perfil de la ciudad ubicada en la llanura de Nínive, que es uno de los destinos de la visita papal del 5 al 8 de marzo próximo.

La colocación de la estatua, que se llevó a cabo el 11 de enero, tiene una fuerte connotación simbólica como signo del renacimiento de la ciudad iraquí, que un tiempo estuvo habitada por una gran mayoría de cristianos sirio-católicos y que de 2014 a 2016 terminó bajo el dominio de los yihadistas del Estado Islámico (Daesh).

El complejo de Santa María al Tahira, con sus dos iglesias, la antigua, que data del siglo XIII, y la nueva, construida en la primera mitad del siglo XX, es el lugar de culto más conocido y representativo de toda la ciudad. También por este motivo, entre 2014 y 2016, los milicianos yihadistas de Daesh transformaron ese santuario en una guarnición militar, utilizándolo como campo de tiro y almacén de armas. Durante y después de la ocupación yihadista, la iglesia fue saqueada y devastada. Su restauración, iniciada hace algún tiempo, culminó con la colocación de la estatua de María en la torre del santuario.

Los yihadistas de Daesh, ya asentados en Mosul, conquistaron Qaraqosh en la noche del 6 al 7 de agosto de 2014, obligando a decenas de miles de habitantes cristianos de la ciudad a huir. La multitud de cristianos que huyeron de Qaraqosh encontró refugio en gran medida en el área de Erbil y en otras áreas del Kurdistán iraquí. La liberación de Qaraqosh de las milicias yihadistas se efectuó en octubre de 2016. Desde entonces, las iniciativas y llamamientos dirigidos a favorecer el regreso de los cristianos de Qaraqosh a sus hogares no lograron los resultados deseados.+