Miércoles 1 de febrero de 2023

Un mensaje del Papa cierra el Año Santo Jacobeo 2021-2022

  • 3 de enero, 2023
  • Santiago de Compostela (España) (AICA)
"Cristo también fue un peregrino", expresó Francisco en su mensaje, leído por el nuncio apostólico en España, monseñor Bernardito Auza durante el cierre de la Puerta Santa.
Doná a AICA.org

La ciudad de Santiago de Compostela (España) vivió el pasado sábado 31 de diciembre, el cierre de la Puerta Santa de la catedral tras dos años abierta para poner fin al Año Santo 2021-2022. El arzobispo de Santiago, monseñor Julían Barrio presidió la Eucaristía y el nuncio apostólico en España, monseñor Bernardito Auza leyó un mensaje del papa Francisco. 

"Santiago te espera. Durante este bienio jubilar, hemos tenido muchas oportunidades de ponernos en camino, para salir de uno mismo e ir al encuentro de Dios y de los demás", comienza el mensaje del papa Francisco para el cierre de la Puerta Santa de la Catedral de Santiago de Compostela, este 31 de diciembre tras dos años abierta para poner fin al Año Santo 2021-2022.

En sus palabras el pontífice pidió "hacer el ejercicio cotidiano de salir del ‘yo’ para construir el ‘nosotros’, para edificar la Iglesia y la gran familia humana en clave de fraternidad". 

A los peregrinos que se dirigen a Santiago, Francisco les sugirió que "aprovechan cada etapa del camino para reflexionar y buscar el sentido de la propia existencia. Es un tiempo privilegiado para estar con uno mismo y compartir también las búsquedas e inquietudes de otras personas que van a nuestro lado, mientras avanzamos hacia el destino final".

Por eso, ahora que concluye el Año Santo Compostelano, "podríamos preguntarnos, ¿cuál es nuestra meta final?, ¿hacia dónde seguimos peregrinando?", preguntó el nuncio. La respuesta, en las palabras del Papa, "que señalan a Jesucristo, origen, guía y meta del universo. Él es también el Camino y el Peregrino que nos espera al finalizar la jornada, especialmente cuando estamos tristes y desalentados, para hacer arder nuestros corazones con su Palabra y partir con nosotros el pan".

Por tanto, "fortalecidos nuestros corazones con tantas gracias recibidas durante este tiempo jubilar, sigamos caminando hacia Jesús, buscándolo allí donde Él mismo nos indica su presencia". Hagámoslo juntos, invitó el Papa, "como comunidad siempre en camino, abierta a las novedades de Dios".

Por su parte el arzobispo de Santiago recordó al papa emérito Benedicto XVI, que visitó la capital gallega hace doce años con motivo del Año Santo de 2010. 

"Hace doce años nos visitaba", dijo y "quedaba admirado ante el Pórtico de la Gloria", la misma gloria que ahora le ha deseado en su viaje definitivo. Su admiración, recordó monseñor Barrio, se había plasmado "con todo el sentir religioso y también humano".

Para el arzobispo este Año Santo “ayudó a purificar la fe, revitalizar la religiosidad y renovar la vida cristiana” y recordó además como “llegaron numerosos peregrinos a pesar de las consecuencias de la pandemia y de las guerras en Ucrania y otros lugares del mundo".

“La Puerta Santa como símbolo se cerró, pero sigue siempre abierta la Puerta que es Cristo, Camino, Verdad y Vida. Su Luz nos hace ver la Luz que nos compromete a llevar el Evangelio a todos y a mejorar las condiciones de vida de este mundo, llevando la fe a la vida de cada día. ¡No quedemos en el miedo al futuro, en la incertidumbre paralizante y en la sensación de impotencia! Encontrémonos con las personas en el lugar donde discurre la vida para hablarles de Dios y de nuestra fe, bajando a la calle para compartir la fatiga cotidiana de la vida con una esperanza fiable”, dijo el arzobispo de Santiago.+