Domingo 28 de noviembre de 2021

Un franciscano el "Mejor maestro del mundo"

  • 26 de marzo, 2019
  • Dubai
El fraile franciscano Peter Tabichi OFM, nacido en Kenia, fue premiado con el Global Teacher Prize, distinguido galardón, conocido como "el Nobel de la educación", que cada año entrega la Fundación Varkey y reparte un millón de dólares. La ceremonia de entrega se desarrolló en el Hotel Atlantis de Dubái con la presencia del príncipe de Dubai Mohammed Al Maktoum. El padre Peter enseña ciencias en un pueblo muy pobre de Kenia y dona la mayor parte de su sueldo a obras caritativas del lugar, sobre todo a apoyar a alumnos.
Doná a AICA.org
El fraile franciscano Peter Tabichi OFM, nacido en Kenia, fue premiado con el Global Teacher Prize, distinguido galardón, conocido como "el Nobel de la educación", que cada año entrega la Fundación Varkey y reparte un millón de dólares.

La ceremonia de entrega se desarrolló en el Hotel Atlantis de Dubái con la presencia del príncipe de Dubai Mohammed Al Maktoum.

El padre Peter, de 36 años es el primer hombre en ganar este reconocimiento, -en las cuatro ediciones anteriores ganaron mujeres- enseña ciencias en un pueblo muy pobre de Kenia, recibe un sueldo, como los otros maestros de la Keriko Secondary School, una escuela pública secundaria en la aldea de Pwani. Él entrega la mayor parte de su sueldo a obras caritativas del lugar, sobre todo a apoyar a alumnos.

Un 95 por ciento de sus alumnos son muy pobres y un tercio viven en un hogar monoparental. En su zona abundan los problemas de drogas, embarazos adolescentes y riesgo de suicidio. Algunos de sus alumnos recorren 7 kilómetros para llegar a la escuela.





La escuela tiene una sola computadora, y una media de 58 alumnos por clase. La falta de una conexión a internet de mínima calidad obliga al profesor a viajar a un cibercafé a descargarse recursos para sus lecciones de ciencia.

Sin embargo, sus alumnos, de 11 a 16 años, ganaron el campeonato de ciencias de Kenia y algunos irán a un torneo de ciencia e ingeniería en Arizona (Estados Unidos). También ganaron un premio de la Real Academia de Química de Reino Unido.

Al recibir el galardón, Tabichi destacó el potencial de la población joven de África. "Como profesor que está en las aulas, he visto la promesa de sus jóvenes: su curiosidad, su talento, su inteligencia, sus creencias". "Los jóvenes de África ya no se verán frenados por las bajas expectativas. África producirá científicos, ingenieros, empresarios, cuyos nombres serán famosos algún día en todos los rincones del mundo. Y las niñas serán gran parte de esta historia", anunció el fraile franciscano.

Los jueces dijeron que su trabajo en la escuela había "mejorado dramáticamente los resultados de sus alumnos", y que muchos más ahora están en la universidad a pesar de que los recursos en las escuelas están "severamente limitados".

El hermano Peter dijo que uno de sus desafíos ha sido visitar a las familias cuyos niños corren el riesgo de abandonar la escuela para persuadirlas y que reconozcan el valor de la educación. También convence a las familias para que no casen a las niñas en la adolescencia y para que las dejen perseverar en los estudios.

El fundador del premio, Sunny Varkey, espera que la historia de Tabichi "inspire a quienes buscan ingresar a la docencia y que sea un foco poderoso en el increíble trabajo que realizan los maestros en Kenia y en el mundo todos los días".

"Las miles de nominaciones y solicitudes que recibimos de todos los rincones del planeta son testimonio de los logros de los maestros y el enorme impacto que tienen en todas nuestras vidas", expresó.