Martes 29 de noviembre de 2022

Último adiós al cardenal Hummes: agradecen su vida de servicio al Evangelio

  • 7 de julio, 2022
  • San Pablo (Brasil) (AICA)
Misa de exequias e inhumación en la cripta de la catedral de San Pablo, arquidiócesis de la que fue arzobispo. Presidió el nuncio apostólico en Brasil. Emotivos mensajes para despedir al purpurado.
Doná a AICA.org

Los restos del cardenal Claudio Hummes, fallecido el pasado lunes 4 de julio, fueron inhumados este miércoles 6 de julio en la cripta de la catedral Sé, en San Pablo, tras la misa de exequias que presidió el nuncio apostólico en Brasil, monseñor Giambattista Diquattro.

La Eucaristía fue concelebrada por los cardenales Raymundo Damasceno Assis, Odilo Pedro Scherer, Orani João Tempesta y Sergio da Rocha, y una decena de arzobispo y obispo brasileños, entre ellos el obispo auxiliar de Río de Janeiro y secretario general de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB), monseñor Joel Portella Amado.

En un breve mensaje al inicio de la celebración, monseñor Joel destacó tres puntos de la vida, ministerio y servicio pastoral del cardenal Hummes: el amor a los pobres como joven obispo, ante los desafíos de un momento muy delicado en la historia del país; a las familias, cuando acompañó los preparativos y la realización del Encuentro del papa Juan Pablo II con las familias; y su amor por la Amazonía.

“Los que vivimos en la sede de la CNBB, traemos entre nosotros la última imagen de Don Claudio, cuando presentó la (exhortación apostólica) Querida Amazonía. Sus ojos brillaron profundamente y nuestra gratitud por ese testimonio, por toda esta vida de servicio al Evangelio, gratitud a Dios y el deseo de que los ojos que tanto se conmovieron ante los pobres, ante la familia y ante la Amazonía, ahora puedan contemplar al Dios que en vida sirvió tanto”, puntualizó el prelado carioca.

También envió un mensaje el arzobispo de Huancayo, Perú, y presidente de la Conferencia Ecle-sial de la Amazonía (Ceama) y de la Red Eclesial de la Amazonía (Repam), cardenal Pedro Barre-to. El texto fue leído al final de la celebración.

“Desde nuestra fe en Jesús, muerto y resucitado, creemos firmemente que Don Claudio participa del gozo eterno en la presencia de Dios, a quien amó durante su vida terrena y sirvió generosamente a la Iglesia como persona, como franciscano, obispo y cardenal”, aseguró el purpurado peruano.

“Don Claudio nos deja el mejor legado de apostar por lo último, lo invisible de la humanidad. Supo enseñarnos el camino a Jesús en el anuncio del Reino de Dios desde los pueblos amazónicos y la biodiversidad de su entorno natural”, destacó. 

Para el arzobispo peruano, el cardenal Hummes “nos muestra el camino sinodal que la Iglesia está recorriendo hoy, con nuestro querido papa Francisco, en su proceso de renovación, desde la comunión, la participación y la misión evangelizadora”.+