Lunes 6 de diciembre de 2021

Sostenimiento del culto: Mons. Buenanueva valora que se estudie un nuevo sistema

  • 24 de agosto, 2018
  • San Francisco (Córdoba)
El obispo de San Francisco, monseñor Sergio Buenanueva, destacó que "algo se está moviendo" en relación con el sistema de aporte del Estado a la Iglesia, al estimar que se necesita que sea "más sano". "Que el Estado destine, de los fondos que los ciudadanos aportan con sus impuestos, a las actividades religiosas que los ciudadanos valoran y realizan, no resulta ni antiético ni ilegítimo", recordó.
Doná a AICA.org
El obispo de San Francisco, monseñor Sergio Buenanueva, destacó que "algo se está moviendo" en relación con el sistema de aporte del Estado a la Iglesia, al estimar que se necesita que sea "más sano".

"En varias oportunidades he manifestado que considero que la forma actual de cumplir el mandato del artículo 2º de la Constitución es anacrónica. Tiene que ser modificada o incluso reemplazada por un sistema más sano", sostuvo en una reflexión.

El prelado consideró importante decir que el hecho de que "el Estado destine fondos públicos a las actividades religiosas tiene alguna forma de legitimidad, esta tiene que buscarse en los derechos de los ciudadanos, no en privilegios ? del tipo que sean ? de las Iglesias".

"Supone la concepción de que el Estado está al servicio de los ciudadanos reales y de la sociedad; que los valores y actividades que los ciudadanos consideran legítimas no pueden resultar indiferentes para el Estado; que el principio de subsidiariedad ayuda a vertebrar los vínculos entre el Estado y las diversas organizaciones libres de las personas en el seno de la sociedad", profundizó.

El obispo subrayó que "en este marco, entonces, que el Estado destine, de los fondos que los mismos ciudadanos aportan con sus impuestos, a las actividades religiosas que los ciudadanos valoran y realizan, no resulta ni antiético ni ilegítimo".

No obstante, aclaró que "este traspaso de fondos debe hacerse a través de un sistema razonable, transparente y equitativo".

"Por eso he hablado más arriba de reemplazar el actual modo de asignar fondos a la Iglesia católica por un sistema más ?sano?. Como también ya lo he manifestado anteriormente, se pueden estudiar las formas que existen en países con una tradición democrática y laica más asentada que la nuestra", sugirió.

"Esta mayor salubridad la veo en varios puntos: que sean los ciudadanos los que elijan cuanto de sus aportes se destina al culto u obra social que deseen; que exista transparencia en la asignación y administración de dichos fondos y, por lo mismo, la obligación de una cuidadosa rendición de cuentas", puntualizó.

Monseñor Buenanueva resumió su reflexión, afirmando: "No un privilegio de alguna Iglesia o comunidad religiosa, sino un derecho de los ciudadanos, al servicio de quienes está el Estado".+