Sábado 24 de julio de 2021

Solidaridad de los obispos estadounidenses con el pueblo cubano

  • 20 de julio, 2021
  • Washington (Estados Unidos) (AICA)
"Que nuestros países crezcan en la amistad, la justicia y la paz", piden los prelados de los Estados Unidos
Doná a AICA.org

La Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB) difundió una declaración, en la que se solidarizan con los obispos cubanos, e instaron a los Estados Unidos “a buscar la paz que se deriva de la reconciliación y la armonía entre nuestros países”.

El texto, firmado por el arzobispo de Los Ángeles, monseñor José H. Gómez, presidente de la USCCB, y por el obispo de Rockford, monseñor David J. Malloy, presidente del Comité de Justicia y Paz Internacional de la USCCB, manifiesta que “mientras continúan las protestas en Cuba y entre la diáspora en los Estados Unidos, nos gustaría expresar nuestra solidaridad, como la de nuestros hermanos obispos en los Estados Unidos, a nuestros hermanos en el episcopado cubano, y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad en Cuba”. 

Y añaden: “Como declararon los obispos cubanos en su comunicado del 12 de julio, 'no se llegará a una solución favorable por imposiciones, ni invocando el enfrentamiento, sino por la escucha mutua, donde se busquen acuerdos comunes y se den pasos concretos y tangibles que contribuir, con el aporte de todos los cubanos, sin excepción, a la construcción de la Patria'”. 

“Con el mismo espíritu que los obispos cubanos, instamos a Estados Unidos a buscar la paz que proviene de la reconciliación y la concordia entre nuestros países. Durante décadas, la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, junto con la Santa Sede y los obispos cubanos, ha pedido un compromiso cultural y comercial sólido entre Estados Unidos y Cuba como medio para ayudar a la isla a lograr una mayor prosperidad y transformación social.

“Oramos para que Nuestra Señora de la Caridad, nuestra madre, cuide a sus hijos en Cuba y que, juntos, nuestros países puedan crecer en la amistad en aras de la justicia y la paz”, concluye la declaración de la USCCB. 

El mensaje de los obispos estadounidenses llega en un momento muy delicado para Cuba, donde la situación sanitaria se agrava: el número de contagios por coronavirus per cápita en Cuba es el más alto de toda América Latina. La isla, que tiene una población de 11 millones, reportó casi cuatro mil casos la semana pasada.

Hubo 61 muertes en las últimas 24 horas, para un total de 288.392 diagnósticos positivos y 1.966 muertes desde que se registraron los primeros casos de la enfermedad en marzo de 2020, según el Ministerio de Salud Pública (Minsap). Esto es nueve veces más alto que el promedio mundial.

El aumento de contagios coincide con un sistema de salud precario, más presionado por las protestas antigubernamentales que estallaron recientemente en el país.+