Lunes 14 de junio de 2021

Solidaridad de la Confar con el pueblo formoseño

  • 28 de enero, 2021
  • Buenos Aires (AICA)
Ante la situación que se vive actualmente en la provincia de Formosa, la Confar adhirió al reclamo en contra de la violencia y a favor de los más vulnerables.
Doná a AICA.org

Ante la situación reinante en la provincia de Formosa, donde distintas organizaciones sociales, muchas de ellas cercanas a la Iglesia, advirtieron sobre el uso de prácticas violentas contra la población, la Conferencia Argentina de Religiosas y Religiosos (Confar) emitió un comunicado sumándose al reclamo y en solidaridad con los más vulnerables.

“Desde el inicio de la pandemia la Vida Religiosa en la Argentina viene acompañando a las poblaciones donde vive, compartiendo las vulnerabilidades a las que todos estamos expuestos, y que siempre son más difíciles de sobrellevar para los más pobres. Lo ha hecho a lo largo y ancho de la patria, a través de la asistencia alimentaria, ayudando a organizar a las comunidades en la solidaridad, y también en muchos casos con una inserción directa en el sistema de salud”.

“Valoramos todos los esfuerzos que se han realizado y se siguen realizando, desde los gobiernos nacional,  provinciales y municipales”, reconocieron. “Asimismo, no podemos callarnos ante algunas situaciones que llaman poderosamente la atención por estar cercanas a un no respeto a los derechos humanos”.

“Particularmente preocupantes son las noticias que llegan desde la querida provincia de Formosa, en la que distintas organizaciones sociales, muchas de ellas cercanas a nuestra Iglesia católica y a Iglesias cristianas hermanas, están advirtiendo sobre el uso de prácticas violentas contra la población”.

“Por eso, como Junta Directiva Nacional de Confar (Conferencia Argentina de Religiosas y Religiosos) sumamos nuestra voz a esas voces que están pidiendo sean revisadas dichas prácticas, y sean atendidos particularmente los derechos de los más vulnerables, con quienes deseamos solidarizarnos”.

En ese sentido, expresaron: “Nos solidarizamos especialmente con el Pueblo Wichi del oeste formoseño que viene sufriendo tantos atropellos”.

“Nos solidarizamos con todas las personas que fueron enviadas a hacer una cuarentena en centros que en algunos casos exhibieron condiciones deplorables de higiene, sin ventilación, ni heladeras para guardar bebidas o con baños poblados de insectos”.

“Nos solidarizamos con las personas que fueron detenidas de una manera totalmente irregular y violenta por defender los derechos de las personas y preocuparse por su bienestar”.

“Pedimos que la dignidad, el respeto y la libertad, valores fundamentales de un sistema democrático, sean atendidos y custodiados. Son tiempos para apostar por gestos de tolerancia e inclusión social”.

“Renovamos nuestro compromiso de continuar acompañando las diversas situaciones que este tiempo demanda y seguir orando a Dios Padre y Madre para que la paz social, la justicia y la solidaridad sean nuestras compañeras de camino, construidas entre todos y todas”, concluyeron.+