Domingo 26 de septiembre de 2021

Semana Social: Un proyecto común, para que la amistad social sea factible

  • 14 de julio, 2021
  • Buenos Aires (AICA)
Lo planteó monseñor Jorge Lozano en su reflexión al término del panel sobre "Conectividad: un derecho humano". Animó a utilizar la tecnología para educar, trabajar y fortalecer vínculos sociales.
Doná a AICA.org

Monseñor Jorge Eduardo Lozano, arzobispo de San Juan de Cuyo, cerró la segunda jornada de la Semana Social abogando por un proyecto común para que “la amistad social sea factible y para que, desde la tecnología, podamos educarnos, trabajar, fortalecer los vínculos sociales”.

El arzobispo sanjuanino y secretario general del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam) reconoció que la sociedad no está preparada para una nueva forma de vinculación tan prolongada con la necesidad de conectividad para todo el quehacer cotidiano, e invitó a pensar en los grupos más vulnerables: los pobres y los ancianos. 

Monseñor Lozano reflexionó sobre este punto durante la segunda jornada de la Semanal Social 2021, en modalidad virtual, que organiza cada año la Comisión Episcopal de Pastoral Social, en el marco de un panel sobre “Conectividad: un derecho humano”.

En la jornada participaron el exdelegado de Foetra en Arsat, ingeniero Alfredo Moreno; el presidente de la Cámara Argentina de Internet, Ariel Graizer; el secretario gremial del sindicato Satsaid, Gustavo Berlingieri y el vicepresidente de Enacom, Gustavo López.

En su primera intervención, el ingeniero Moreno aseguró que “el acceso a internet ya es un derecho humano esencial” y concluyó que “los que no tienen esta posibilidad empiezan a tener un desarrollo desigual en la sociedad del conocimiento”, al tiempo que manifestó su inquietud por la falta de cumplimiento del decreto que permite la inclusión de las familias de menos recursos a partir de la prestación básica universal.

En su tiempo de exposición, Graizer destacó: “Tenemos un país muy grande con una demografía muy diversa” y planteó la necesidad de fijar objetivos comunes, entre ellos, el principal, la “universalización del acceso a la conectividad”. También manifestó su apoyo a la búsqueda de llegar al cien por ciento de cobertura de servicios de conexión de calidad para todo el país, y expresó su convencimiento de que “el trabajo debe ser en conjunto con todos los actores: el Estado y los actores privados interrelacionados generando un plan con políticas claras a corto, mediano y largo plazo”.

Por su parte, Berlingieri destacó que “la OEA y la Comisión por los Derechos Humanos reconocen que el acceso a la conectividad es un derecho humano esencial” y que “la Relatoría por la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en el marco de la pandemia, advierte la falta de acceso de gran parte de la sociedad americana". Asimismo, indicó que reconoce la gestión de algunos gobiernos que se esfuerzan en acercar la conectividad a los sectores sociales más carenciados. 

Berligieri también manifestó que es un momento para “repensar” una red federal que garantice la pluralidad del servicio y consideró que desde su gremio -Satsaid- entienden que “no todo es conectividad”, sino que también es importante la generación de contenidos propios nacionales, con miradas que fortalezcan su cultura y soberanía local de los pueblos.

A su turno, López, de Enacom, aseguró que “es central plantear la universalización del acceso” y también lamentó que la justicia no asuma el acceso a la conectividad como un derecho, sino como un bien de mercado, al mimo tiempo que destacó la generación de un decreto que permite la regulación del precio, el fortalecimiento de redes en cada rincón del país y la prestación básica universal de las tecnologías de la información y la comunicación.

Las instancias de la Semana Social pueden seguirse en directo por el canal de YouTube de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, en la que hoy, a las 18.30, se desarrollará el panel sobre “Reactivación económica, esperanza y desafío”. Reflexionar sobre la situación económica posterior a Covid-19 y las diversas experiencias en la economía real. Paula Bibini, Daniela Rabinovich, Norma Morales, Cristian García de Alamo y monseñor Jorge Eduardo Scheinig, arzobispo de Mercedes-Luján.

Más información prensacepas@gmail.com.+