Viernes 9 de diciembre de 2022

Segundo encuentro de educadores católicos en Goya

  • 5 de octubre, 2022
  • Goya (Corrientes) (AICA)
Organizado por la Junta diocesana para la Educación Católica, la jornada invitó a los docentes a "reflexionar juntos" en la continuidad del Pacto Educativo Global convocado por el Papa.
Doná a AICA.org

La diócesis de Goya llevó a cabo el viernes 30 de septiembre en el Instituto Santa Teresa de Jesús, comunidad de las hermanas Carmelitas Misioneras Teresianas, el segundo encuentro de educadores católicos, en el cual participaron alrededor de 500 docentes. 

El encuentro, convocado por la Junta diocesana de Educación Católica, con el lema "El cuidado en el Pacto Global Educativo”, contó con la participación del obispo, monseñor Adolfo Ramón Canecín, quien acompañó la jornada y presidió la misa de clausura en la catedral Nuestra Señora del Rosario. 

También participaron, el vicario arquidiocesano de la Junta de Educadores Católicos de Corrientes, presbítero Ariel Weinman; la directora general de Educación Privada, Alejandra Moncada; supervisoras y directoras generales del nivel inicial y secundario; colegios, sacerdotes y religiosas de localidades del interior provincial.

Durante el encuentro se profundizó sobre la formación profesional de los docentes que trabajan en las escuelas católicas de la diócesis de Goya y de la arquidiócesis de Corrientes. 

Tras la ceremonia inaugural y un momento de oración, el presidente del Consudec, Adrián Álvarez, invitó a los docentes a “reflexionar juntos sobre lo que el papa Francisco nos está pidiendo hoy como educadores”, y refiriéndose al Pacto Global Educativo convocado por el pontífice tres años atrás, señaló que resulta "un desafío" donde “estamos llamados a trabajar por esta iniciativa global”.

Álvarez resaltó que el Santo Padre pidió “poner en el centro a la persona y escuchar a las nuevas generaciones, priorizar en el trabajo la presencia de las mujeres, dar el lugar que corresponde a las familias, renovar las políticas y la economía.  Recibir la vida, así como nos llega a las escuelas y cuidar la Casa Común”.

Además, animó a los participantes del encuentro a “repensar nuestro accionar como docentes y como escuela”, ya que "nuestros niños y jóvenes esperan las respuestas que están necesitando", al tiempo que subrayó la importancia de “aportar desde nuestra identidad una nueva mirada” y “renovar la vocación docente”.

Luego, la doctora María Alicia Fueyo, con más de 40 años de trayectoria y dedicación al asesoramiento de entidades educativas de gestión privada en obispados, congregaciones religiosas y sociedades, destacó que el encuentro “fue una experiencia hermosa de comunión" con una gran participación de docentes de toda la diócesis y valoro la presencia del obispo y de la directora general de educación privada, "en un clima de fiesta, reflexión y de trabajo”.

En esa línea, además, señaló que la pandemia fue un “tiempo para reflexionar y valorar las oportunidades que Dios “nos da en esta vida”.

Y agregó: “El encuentro diocesano de educadores católico es un desafío para los docentes para dedicarnos a mejorar el cuidado de nuestros alumnos, menores de edad que se ponen a nuestro cargo y ver cómo generar una escuela cuidada, amable y que tenga como centro la persona, tal como nos pide el Papa en el Pacto Global Educativo”.

Por su parte, el vicario episcopal para la Educación de la diócesis de Goya, presbítero Pablo Esteban Stortti, presentó a los integrantes de la junta diocesana y agradeció la participación en este “tiempo de transición del equipo animador que recientemente culminó su período y está en su etapa de renovación de sus integrantes”.

“Agradecemos este día que Dios nos regaló y que sea una verdadera oportunidad de renovarnos en la vocación y en el servicio”, expresó el sacerdote, actual párroco de Sauce.

En la misa, monseñor Canecín reiteró la adhesión de esta diócesis al Pacto Educativo Global, al que llamó el papa Francisco, y a través del cual animó a “unir los esfuerzos por una alianza educativa amplia para formar personas maduras, capaces de superar fragmentaciones y contraposiciones y reconstruir el tejido de las relaciones por una humanidad más fraterna”, para “crear la 'aldea de la educación'".

Finalmente, instó a todos los docentes a “renovar la educación para formar personas que se pongan al servicio de la comunidad, como nos indicaba el Papa en dicha convocatoria”. “La labor del docente es un pilar de la cultura del encuentro, impulsar en la escuela para crear esperanza y crear relaciones más fraternas", concluyó.+