Domingo 17 de octubre de 2021

Se presentó Ikuméni, el laboratorio de buenas prácticas ecuménicas e interreligiosas

  • 16 de septiembre, 2021
  • Buenos Aires (AICA)
Más de 50 jóvenes latinoamericanos serán protagonistas de una experiencia ecuménica de formación en liderazgo comunitario y promoción de paz.
Doná a AICA.org

Con más de 90 invitados y en una actividad virtual abierta al público, Ikuméni, el Laboratorio de Buenas Prácticas Ecuménicas e Interreligiosas, celebró el jueves 9 de septiembre el lanzamiento oficial del programa, que reunirá durante cuatro meses a jóvenes de Colombia y Perú que se formarán en habilidades de liderazgo comunitario desde una perspectiva de fraternidad.

En el acto de apertura, que tuvo como eje el documento “Servir a un Mundo Herido” (producido por el Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso y el Consejo Mundial de Iglesias), contó con la exposición de diversos oradores que aportaron sus experiencias y perspectivas sobre Ikuméni, el rol de la juventud en el mundo actual y los desafíos que trajo la pandemia.

Con la moderación Humberto Shikiya, cofundador y vicepresidente de CREAS (el Centro que impulsa el programa) y Elena López Ruf, responsable de Ikuméni, expusieron su palabra: Monseñor Jorge Eduardo Lozano, secretario general del Consejo Episcopal Latinoamericano; monseñor José Luis Azuaje Ayala, presidente de Cáritas América Latina y El Caribe; la reverenda Gloria Ulloa Alvarado, presidente del Consejo Mundial de Iglesias (CMI) de América Latina y el Caribe; Mauricio López, director del Centro Pastoral de Acción Social y Redes del CELAM; Joy Eva Bohol, secretaria ejecutiva del Programa del CMI para la Participación de la Juventud y Álvaro Salazar, secretario ejecutivo de la Comisión Episcopal para Jóvenes y Laicos de la Conferencia Episcopal Peruana (CEP).

Al comienzo, Shikiya declaró: “Ikuméni es una construcción de todos y aún la estamos creando”, y refiriéndose a los jóvenes, agregó: “Ustedes representan la esperanza, una esperanza de colaborar juntos, ecuménica e interreligiosamente”.

Por su parte, Gloria Ulloa Alvarado alentó a la juventud “que está moviendo el mundo” explicando que “cuando las personas de buena voluntad unen sus esfuerzos, el mundo puede ser mejor. Ikuméni invita a nuestra juventud a soñar y generar un mundo más justo y fraterno”, y haciendo referencia a la 11° Asamblea General del CMI, agregó: “Nos comprometemos al servicio a un mundo herido, para hacer un llamado cristiano a la reflexión y la acción. En un trabajo conjunto para el diálogo interreligioso”.

Liderazgo joven por un mundo más fraterno
Ante el contexto de un mundo cada vez más dividido, polarizado y herido por la pandemia de COVID-19, cobra mayor importancia el rol que ocupan los jóvenes en la promoción de la paz y la cooperación ecuménica e interreligiosa En este sentido, la Secretaria Ejecutiva del Programa del CMI para la Participación de la Juventud, Joy Eva Bohol, sostuvo: “La pandemia creó oportunidades para que las iglesias vivan consecuentemente su llamamiento profético. Es una época oportuna para despertarse y ser proactivos sobre las desigualdades e injusticias que nos rodean”. 

Ikuméni surge ante la necesidad de las diferentes iglesias y organizaciones cristianas de formar nuevos líderes, y en comunión con el proceso sinodal del CELAM, en respuesta a la iniciativa de comunión que el papa Francisco ha generado al convocar la Asamblea Eclesial de América Latina y el Caribe. Este espacio busca promover y comprometer a los jóvenes en su formación y liderazgo.

Así lo destacó monseñor Jorge Lozano en su mensaje para el acto de apertura: “Son jóvenes, anímense a soñar a lo grande. Esta es una etapa de capacitación y aprendizaje que los va a comprometer a cambiar la vida de muchos y a ser más generosos. A medida que vayan aprendiendo y compartiendo prácticas que nos ayuden a mejorar, deben tener la audacia que nos impulsa como apóstoles, y la generosidad de compartir la vida con los que más necesitados”.

Desde su propia identidad religiosa
Según Shikiya, el objetivo final de Ikuméni es “presentar una buena práctica que contribuya de manera sostenible a la transformación de una situación y necesidad comunitaria en el marco de una cooperación ecuménica e interreligiosa”. Es una invitación abierta a jóvenes cristianos, para que vivan esta experiencia, conozcan otras espiritualidades y adquieran conocimientos para el diseño e implementación de una buena práctica interreligiosa. Al respecto, López Ruf señaló que el programa “intenta ser un espacio donde cada uno pueda perderse para encontrarse con otros”.

Un proyecto de Creas
La institución que lleva adelante Ikuméni es el Centro Regional Ecuménico de Asesoría y Servicio (Creas), desde el área de Religión y Desarrollo, coordinado por la doctora Elena López Ruf. Creas lleva más de 20 años trabajando en Latinoamérica con el objetivo de contribuir a la cooperación, la construcción y fortalecimiento de capacidades de las organizaciones ecuménicas de América Latina. Su misión es promover la dignidad humana, la justicia, el cuidado de la Casa Común y el respeto por la diversidad. 

Más información en: https://ikumeni.org/.+