Lunes 24 de enero de 2022

Santo Tomé también suspendió las celebraciones eucarísticas

  • 19 de marzo, 2020
  • Santo Tomé (Corrientes) (AICA)
El obispo diocesano, monseñor Gustavo Montini, envió un mensaje a la comunidad alentando a pasar este tiempo en cuarentena.
Doná a AICA.org

El obispado de Santo Tomé comunicó las medidas adoptadas ante la situación de emergencia sanitaria que atraviesa el país ante la propagación del dengue y el Covid-19. Asimismo, el obispo diocesano, monseñor Gustavo Montini, envió un mensaje a la comunidad alentando a pasar este tiempo en cuarentena.



Dirigido a los sacerdotes, diáconos, consagradas y fieles de la diócesis, se dispuso la suspensión de la celebración de la misa: “Cooperando con las normas sanitarias emitidas por la nación y la provincia de Corrientes, determino que se suspenda hasta el 31 de marzo la celebración pública de la misa”, explicó el prelado en el primer punto, invitando a la feligresía a unirse a las opciones televisivas, radiales y virtuales de la celebración eucarística.



Asimismo, dejó claro que los ministros de la Eucaristía no podrán “realizar visitas ni llevar la Sagrada Comunión a las personas enfermas, salvo en algún caso excepcional, que el sacerdote en forma prudente y con las debidas precauciones sanitarias, determine”.



Monseñor Montini otorgó a la comunidad la dispensa del precepto dominical hasta el domingo 3 de abril. “Les pido que el sacrificio de no poder participar de la misa dominical se convierta en una auténtica súplica para que el buen Dios bendiga nuestra nación y a todo el mundo con el cese de la pandemia”, expresó.



Finalmente, dejó claro que queda suspendida la actividad de catequesis y las reuniones pastorales, pero “procuraremos por todos los medios que los niños y adultos que frecuentan nuestros comedores y merenderos por prevención, puedan comer en sus hogares y no en nuestras instalaciones”.



El mensaje a la feligresía

Con el propósito de hacerse presente en el tiempo de cuarentena, monseñor Montini envió un mensaje a la comunidad de Santo Tomé: “Momentos como estos nos llevan a lo esencial y nos damos cuenta de que pocas cosas son necesarias. Volvemos al valor de la vida de nuestros afectos, a cuidar la vida de nuestros hermanos, del mundo, de la familia humana”, expresó.



Del mismo modo, indicó que es un tiempo para “descubrir el valor del sacrificio, nos toca obedecer indicaciones muy precisas, que nos cuestan y esto implica sacrificarnos y rescindir cosas que desearíamos hacer”, indicó. Pero advirtió: “No tenemos que asustarnos y desesperar, ni tampoco agobiarnos de informaciones. Las necesarias y las suficientes”. Se trata de “un lindo tiempo para encontrarnos con nosotros mismos, con nuestras familias. Poder tener tiempo gratuito”.



Al concluir, invitó a rezar más, “contemplar al Crucificado en este tiempo de Cuaresma. Pedirle a Dios que ilumine a las autoridades responsables de conducir este momento tan particular, que dé esperanza a los débiles y fuerza a los que están enfermos y sus familiares, que sostenga a los médicos y al personal sanitario y que, fundamentalmente, inspire una pronta solución a esta pandemia”, expresó monseñor Montini y envió su bendición a los fieles de su comunidad diocesana.+