Miércoles 10 de agosto de 2022

San Luis unió el Año de San José con la Caminata Juvenil Mariana

  • 7 de diciembre, 2021
  • San Luis (AICA)
La diócesis de San Luis celebró este fin de semana el cierre del Año de San José y realizó la tradicional Caminata Juvenil Mariana.
Doná a AICA.org

Como es tradición en la diócesis de San Luis, al finalizar el año se realiza la Caminata Juvenil Mariana, organizada por los Jóvenes del Movimiento de Schöenstatt. En esta oportunidad, la caminata se unió a la caravana de San José, que cerró el año dedicado al Santo.

Por iniciativa de la Pastoral Misionera, la imagen peregrina de San José comenzó a recorrer la diócesis de San Luis hace un año, y fue visitando todos los parajes, pueblos y ciudades. En las ciudades más grandes, recorrió parroquias, capillas, instituciones de bien público y colegios. En el último tiempo, estuvo en la ciudad de San Luis.

Al culminar el Año de San José, convocado por el papa Francisco, la imagen peregrina partió este domingo en caravana desde la catedral, con la bendición del obispo, monseñor Gabriel Bernardo Barba, hacia el terreno del futuro santuario de Schöenstatt. Hasta allí llegó también la Caminata Juvenil Mariana, que atravesó la ciudad con la imagen de la Virgen. 

De este modo, ambas actividades se unieron en un solo acontecimiento diocesano. Las imágenes llegaron juntas al predio de la futura casa de la Mater, donde monseñor Barba celebró la misa y entronizó la imagen peregrina de San José en un templete especial. 

Junto con una imagen de San José, dentro de un tubo fue colocada tierra de los cuatro puntos cardinales de la diócesis, el decreto de entronización, y las intenciones escritas que los fieles fueron depositando durante todo el año. Ese tubo fue enterrado y será abierto en 2033, en el Jubileo por los 2000 años de la muerte y resurrección de Jesús.

En su homilía, el obispo afirmó que el pueblo de San Luis, son "historias concretas, humanas, donde Dios ha puesto su mirada, ha puesto su mano y nos sigue acompañando, nos sigue dando elementos para sostenernos en la fe".

En el segundo domingo del tiempo de Adviento, el prelado destacó: "Necesitamos renovar la esperanza", y para ello, llamó a "dejar que Jesús sea el que nos sostenga, nos levante, nos anime, nos redima, porque Él es nuestra salvación".

La salvación, señaló, "es una realidad, una acción concreta en mi vida, en mi historia". Y exhortó a "completar esos caminos agrietados que no nos permiten avanzar, para que nada nos impida el acercamiento a Dios".

"Ningún acontecimiento importante de la vida se hace de verdad, sin preparación. El camino es parte de la llegada y cada paso que damos es tan importante como el final", aseguró, así como en la peregrinación, "cada paso dado es el que nos permitió llegar hasta aquí".+