Lunes 20 de mayo de 2024

Repudio por el ataque vandálico a un lugar de culto evangélico en Luján

  • 13 de marzo, 2024
  • Buenos Aires (AICA)
Tras la nueva profanación de un templo cristiano, la Red Respeto Religioso pidió que "el hecho no quede impune", y se unió en oración con la alianza evangélica ACIERA, que también se pronunció.
Doná a AICA.org

La Red Respeto Religioso expresó su "solidaridad, repudio y pedido de justicia", tras el ataque vandálico a un templo evangélico en Luján, perpetrado por militantes feministas durante la movilización del #8M.

"Que el hecho no quede impune", expresó la entidad en un comunicado, y se unió en oración por una nueva "profanación" a un lugar de culto.

"La sociedad clama por paz y convivencia entre todos. La fe ayuda a vivir con más tranquilidad y esperanza estos momentos duros, especialmente por la violencia de estos días", se subrayó.

Texto del comunicado
En ocasión de la movilización por el 8M, el Día Internacional de la Mujer, se dieron varias marchas en el país. Militantes feministas vandalizaron, una vez más,  lugares sagrados. Esta vez tocó a un templo evangélico. La profanación mediante pintadas y otros daños materiales se dio en el Centro Internacional de Adoración de Luján.

La ciudad congrega hace más de 30 años a la comunidad evangélica en ese templo. Las prácticas y actividades son vibrantes, en un lugar  simbólico para la espiritualidad argentina.

El templo pertenece a una congregación integrante de Aciera, la Alianza Cristiana de las Iglesias  Evangélicas en la Argentina que reúne a más de 15.000 iglesias en todo el país.

Nuestra solidaridad, repudio y pedido de justicia para que el hecho no quede impune.

La sociedad clama por paz y convivencia entre todos. La fe ayuda a vivir con más tranquilidad y esperanza estos momentos duros, especialmente por la violencia de estos días .

La Red Respeto Religioso  se une en oración.

Aciera pide tolerar las diferencias
"En un momento en el que la violencia parece ser moneda corriente en nuestra sociedad, es imperativo recordar la importancia de respetar y tolerar las diferencias de pensamiento y creencia", exhortó Aciera, a raíz de los actos de vandalismo perpetrados, este 8 de marzo, en el frente de una iglesia evangélica en la ciudad de Luján.

La entidad, que representa la defensa del patrimonio espiritual de las instituciones que profesan la fe evangélica en la Argentina, repudia en el comunicado esos actos, realizados por un grupo de mujeres "sin otro propósito que causar daño a la propiedad ajena y atacar el lugar de culto", y que, denuncia, "afectaron a mujeres y hombres que profesan su fe en ese espacio, quienes no han causado ningún perjuicio a los atacantes".

Cabe destacar que esta no es la primera vez que ese grupo de manifestantes vulnera la identidad simbólica y la libertad religiosa de los fieles evangélicos en esa ciudad. El templo afectada es el Centro Internacional de Adoración, afiliado a la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina, y se encuentra ubicada en la calle San Martín 398 (esquina Italia), de la ciudad de Luján.

"Es fundamental condenar estos actos de violencia, que atentan contra los principios de convivencia pacífica y respeto a la diversidad religiosa en nuestra comunidad", expresan desde la agrupación, y destacan que "la diversidad de opiniones y prácticas religiosas enriquece nuestra comunidad y promueve un ambiente de respeto mutuo".

Por eso, concluyen señalando que "es fundamental reflexionar sobre el impacto de nuestras acciones y palabras en el prójimo, fomentando el diálogo y la empatía, como herramientas para construir una sociedad más inclusiva y pacífica".+