Viernes 24 de septiembre de 2021

Recordaron a Enrique Shaw en un diálogo empresario-político

  • 28 de agosto, 2021
  • Buenos Aires (AICA)
Lo organizó la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE), entidad que Shaw fundó y presidió. Gustavo Béliz evocó frases suyas, como "El que rezonga constantemente no puede ser dirigente".
Doná a AICA.org

Enrique Shaw, empresario argentino en proceso de beatificación, fue recordado el viernes 27 de agosto en un diálogo “empresario-político, en camino hacia el bien común” que organizó por zoom la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE), entidad que fundó y de la que fue el primer presidente.

Shaw falleció en Buenos Aires el 27 de agosto de 1962. El centenario de su nacimiento se cumplió el 26 de febrero de este año, y el 24 de abril la Iglesia lo declaró venerable reconociendo las virtudes heroicas de este fiel laico, empresario y padre de familia.

En la reunión de ACDE, Gustavo Béliz, secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, ex ministro del Interior y de Justicia de la Nación y miembro de la Academia Pontificia de Ciencias Sociales, dijo que le quedó grabada una frase de Shaw: “El que rezonga continuamente no puede ser dirigente”. Y destacó otro pensamiento de Shaw: “Por cada cinco minutos de hablar, veinte minutos de escuchar”.

Información tóxica y semillas de diálogo
Estimó que “la Argentina está intoxicada, cargada de información tóxica”, con cámara de eco en las redes sociales.  Dijo que estamos plagados de datos tóxicos que muchas veces no son información; mucho menos llevan a la comunicación, y menos a la comunión.

Pero a la vez señaló que hay semillas de diálogo y de trabajo silencioso, como el que advierte en el Consejo Económico y Social, establecido por decreto en febrero último y que le toca coordinar. Allí participan representantes de distintas entidades -sindicales, empresarias, solidarias, universidades, academias- y dijo que han logrado un espíritu de “gran escucha” entre 30 integrantes de distintos orígenes y diferentes miradas políticas e ideológicas. Indicó que se está elaborando allí, en forma conjunta con el Poder Judicial, un código de ética para la magistratura y sostuvo que se requiere una clara noción de premios y castigos en la propia Justicia. Asimismo se discute en el Consejo un código de ética para la construcción.

También rescató que aun en medio de una pandemia se han podido solucionar conflictos y pujas redistributivas ya que han podido reunirse convenciones colectivas de trabajo sin alterar la paz social. Abogó porque ellas no se limiten a discutir el monto salarial sino que aborden los avances tecnológicos, un mejor uso del tiempo, la productividad y la participación de los trabajadores en la economía de las empresas, considerando el artículo 14 bis de la Constitución Nacional. Instó a mirar lo que está pasando en el mundo desarrollado en la búsqueda de competitividad conjugada con cohesión social.

Solicitó “no caer en la trampa permanente de la confrontación y el deseo de figurar”. Dijo que nadie puede estar en una campana de cristal, considerándose inmaculado, “nadie tiene la verdad revelada en la Argentina y nadie puede tirar la primera piedra”. Señaló que para dar no es necesario ser rico, se necesita ser bueno, y cada uno puede hacerlo según sus posibilidades. Consideró que no hay una presión fiscal asfixiante en el país y afirmó que hay un problema de evasión en los sectores más concentrados. Dijo que el mundo se propone una mayor equidad tributaria, en relación a las grandes gigantes tecnológicas. Y citó al papa Francisco, diciendo que “los paraísos fiscales son infiernos sociales”.

Esteban Bullrich: “Shaw es ejemplo de compromiso, de humildad y de generosidad” 
Especialmente emotiva fue la intervención del senador nacional y ex ministro de Educación Esteban Bullrich, que fue grabada con anterioridad y transmitida con subtítulos por su dificultad en el habla debido a la enfermedad neurológica que padece. Hablar de Enrique Shaw es hablar de un ejemplo de compromiso, de humildad y de generosidad, dijo.

“Uno se compromete al matrimonio –dijo-: son dos. Se compromete con su empresa: son cientos. Con su patria: son millones. Se compromete con su iglesia: son miles de millones”.

“Somos muy chiquitos. Solos no podemos y para hacer algo grande debemos pedir ayuda”, añadió, al hablar de humildad. Recordó cómo rezaba y pedía Enrique Shaw y señaló que “es reconocer que somos chiquitos y que sin Él no podemos nada”.

Animó a dar todo por el otro, como Jesús se dio en la cruz. Lamentó que “esa generosidad falta en nuestra dirigencia”. En lugar de ver cómo podemos acordar, añadió, se busca destruir al otro, ganarle al otro: “Nunca es ponernos en el lugar del otro”.

Y deploró esa grieta que hoy divide a las familias, a nuestro país. “Una grieta es una decisión: sólo existe porque nosotros hablamos de ella” deslizó. En sentido contrario, alentó a decidir ponerse en el lugar del otro, entender qué necesita. Y a ser generosos, por un país mejor, por un país en paz.

“Parte de tratarnos bien debe ser decir y decirnos la verdad”, agregó, y subrayó el valor de la libertad, que nos permite decidir qué vamos a hacer. Dio un testimonio personal: “De la enfermedad uno podría decir que me saca libertad porque no me permite hacer algunas cosas”. Pero precisó: “Si yo pensara eso, perdería la paz. Si pierdo la paz no puedo transmitir paz. Por eso pienso en todo lo que puedo hacer…” Valoró la libertad que tenemos que usar para contar con un país con justicia y comprometido con la verdad.

Ausentes Vidal y de la Torre 
Aunque habían confirmado su presencia y se los anunció al empezar el acto, sin que hubiera un aviso en sentido contrario, finalmente no formaron parte del panel la ex gobernadora de Buenos Aires y candidata a diputada María Eugenia Vidal y el ex intendente de San Miguel y ex ministro de Gobierno bonaerense Joaquín de la Torre.

Coordinó la reunión y formuló preguntas Fernando Ambroa, por ACDE, quien señaló que hoy la palabra está devaluada y se observa una falta de coherencia. Al comienzo hizo un breve recuerdo de su abuelo Sara Critto Shaw de Eiras, abogada, que integra el consejo directivo de la asociación. Al final, cerró el acto el vicepresidente 1º de ACDE, Ignacio Gorupicz, quien calificó a Enrique Shaw como un promotor de la cultura del encuentro.

Participaron en el zoom unas 200 personas, sin contar quienes hayan seguido el encuentro por Youtube. Entre otros, se hallaban expresidentes y dirigentes de la entidad organizadora, como Juan Pablo Simón Padrós, Luis Bameule, Rodolfo Iribas, José María Simone, Eduardo Casabal, Luis Riva, Juan Carlos Sagardoyburu, Alejandro Aráuz Castex, Eduardo Serantes y Silvia Torres Carbonell; el exsenador por la Capital Pedro del Piero; el expresidente de la Acción Católica Argentina y extitular de la Comisión Justicia y Paz Emilio Inzaurraga; las periodistas Marta Noce y Carmen Sicardi; las directoras de las revistas Sophia, Cristina Miguens, y Sembrar Valores, María Amalia Caballero; el abogado Juan Navarro Floria, la economista Cristina Calvo y el rector de la Universidad Austral, Julián Rodríguez. (Jorge Rouillon)