Miércoles 22 de septiembre de 2021

Primeras impresiones del electo obispo auxiliar de San Isidro

  • 1 de noviembre, 2018
  • San Isidro (Buenos Aires) (AICA)
"Estoy conmovido por este llamado de Jesús, un gesto de su misericordia para conmigo, desde mi propia experiencia, de pequeñez, de límite, sobrepasado en la llamada de Jesús en este amor", manifestó el obispo auxiliar electo de San Isidro, monseñor Guillermo Caride, en sus primeras impresiones tras la designación papal.
Doná a AICA.org
El obispo auxiliar electo de San Isidro, monseñor Guillermo Caride, expresó sus primeras sensaciones tras la designación papal para colaborar pastoralmente en esta jurisdicción del conurbano bonaerense.

"Estoy conmovido por este llamado de Jesús, un gesto de su misericordia para conmigo, desde mi propia experiencia, de pequeñez, de límite, sobrepasado en la llamada de Jesús en este amor", manifestó.

"También estoy muy conmovido por la alegría de la gente, que, como Pueblo de Dios, se alegra por un nuevo pastor", agregó.

Monseñor Caride sostuvo que este llamado lo llevó a recordar a "mucha gente que ha sido, y que es, muy importante en mi formación como pastor; muchos laicos que han ido formando mi cabeza y mi corazón de pastor".

El 26 de octubre pasado, el Santo Padre Francisco nombró obispo titular de Giomnio y auxiliar de San Isidro al presbítero Caride, porteño de 56 años, perteneciente al clero de la diócesis de San Isidro, hasta entonces párroco de San Gabriel de la Dolorosa, en la localidad de Vicente López.

Con este nombramiento la diócesis de San Isidro, cuyo obispo diocesano es monseñor Oscar Vicente Ojea, actualmente presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, cuenta con dos obispos auxiliares. El otro es monseñor Martín Fassi.

La diócesis de San Isidro comprende en la provincia de Buenos Aires los partidos de San Fernando, San Isidro, Tigre, Vicente López y parte de las islas del Delta Bonaerense, con una superficie de 1.379 kilómetros cuadrados y una población de 1.215.000 habitantes.+