Domingo 26 de mayo de 2024

Presidente del Consudec: 'Testigos creíbles, maestros de la fraternidad'

  • 2 de marzo, 2023
  • Buenos Aires (AICA)
El doctor Adrián Álvarez citó "la centralidad de la persona, la escucha a las nuevas generaciones, la promoción de las familias y el abrirse a la acogida" como algunos de los desafíos educativos.
Doná a AICA.org

El presidente del Consejo Superior de Educación Católica (Consudec), doctor Adrián Álvarez, publicó esta semana una carta con motivo del comienzo del año lectivo, titulada “Testigos creíbles, maestros de la fraternidad”.

Al comienzo de ella, sen relación con los estudiantes, se refirió al renovado “desafío de acompañarlos en su proyecto de vida" y a los obstáculos se que presentan para ello, citando al papa Francisco: “En un mundo que pareciera querer anestesiar por la banalidad a nuestros niños y jóvenes, estamos llamados a ‘responder a los estribillos paralizantes del consumismo cultural con opciones dinámicas y fuertes, con la investigación, el conocimiento y el compartir’”.

"En su intención del mes de enero -recordó Álvarez-, el Papa convocó a los educadores a incorporar un nuevo contenido en la enseñanza: 'La Fraternidad', y es bueno recordarlo en este momento que damos inicio a nuestras actividades. Nos llamó a ser testigos de un compromiso de vida con tres lenguajes armonizados: el de la cabeza, el del corazón y el de las manos, creadores de comunidad".

El presidente del Consudec subrayó que “recientemente hemos concluido el Curso de Rectores en las cuatro sedes regionales (Buenos Aires, Mendoza, Posadas y Córdoba); la centralidad de la persona, la escucha a las nuevas generaciones y la promoción de las familias, y el abrirse a la acogida son parte de los desafíos que deberemos afrontar para ‘hacer carne’ en nuestras comunidades, en nuestras aulas, el Pacto Educativo Global que Francisco nos propone”. 

“Frente a estas realidades, nos sentimos como el niño que ofreció sus cinco panes y dos pescados para dar de comer a la multitud; como él, sepamos poner nuestros propósitos y los de nuestros estudiantes en las manos de Jesús, para que los multiplique y den frutos en abundancia”, concluyó invocando a Nuestra Señora de Luján para este año que se inicia.+

» Texto completo de la carta