Sábado 13 de abril de 2024

En el Perú, la Iglesia se moviliza en favor de los afectados por el ciclón Yaku y las lluvias

  • 22 de marzo, 2023
  • Lima (Perú) (AICA)
El paso del ciclón por Perú dejó un saldo de 61 muertos, otras 12.200 personas afectadas y 1.326 viviendas destruidas.
Doná a AICA.org

Casas derrumbadas, graves inundaciones, desbordamiento de varios ríos, deslizamientos de tierra y numerosos problemas en las zonas urbanas son algunas de las consecuencias del paso del ciclón Yaku por el norte y centro del Perú, entre el 16 y el 17 de marzo, el cual causó la muerte de 61 personas y que otras 12.200 resultaran afectadas y 1.326 viviendas quedaran destruidas.

La Iglesia se movilizó rápidamente para ayudar a las poblaciones especialmente perjudicadas. Entre las iniciativas de apoyo, están las de los misioneros camilianos, que  reparten alimentos no pereceros a unas 400 familias de los dos suburbios más pobres de Lima -Jicamarca (San Juan de Lurigancho) y los páramos de Chaclacayo, golpeados por derrumbes que destruyeron casas y escuelas- y también en las ciudades noroccidentales de Trujillo y Tumbes.

Los religiosos gestionan la ayuda y, al mismo tiempo, promueven la organización vecinal y la gestión de los recursos disponibles para apoyar las labores de socorro.

La compra de alimentos no perecederos; la coordinación estratégica con voluntarios en las zonas afectadas, para hacer efectiva la entrega; el apoyo y supervisión de la entrega de alimentos a los beneficiarios: todas estas son algunas de las iniciativas que involucran a las distintas entidades religiosas.

De hecho, de todas esas actividades participan -además de los camilianos- las comunidades de las Hijas de la Caridad; las Religiosas de los Sagrados Corazones de Jesús y María, que trabajan en Chaclacayo y Jicamarca; los Hermanos de San José, con sede en Trujillo; y la comunidad de Religiosos Reparadores del Sagrado Corazón, ubicados en Tumbes.

Las Cáritas diocesanas, movilizadas también
Por su parte, Cáritas Perú -junto a la televisora nacional Rpp- lanzó la campaña “Perú echa una mano”, con el objetivo de ayudar a las poblaciones afectadas por las inundaciones y derrumbes en el país, en particular a las familias de Secocha, Miski y otros municipios afectados por las fuertes lluvias. 

El secretario general de Cáritas en el Perú, Manuel Huapaya Mendoza, explicó que el objetivo de esta iniciativa es recolectar alimentos no perecederos, ropa, artículos de higiene y materiales y equipos para la  construcción, por lo que invita a las empresas a sumarse a la campaña. En efecto, “Perú echa una mano” tiene como objetivo recolectar tanto pastas secas, azúcar, aceite, avena, conservas, etc., como palas, palas, picos, plásticos para viviendas, carpas, lonas, motobombas, entre otros, así como también jabón, baldes, papel higiénico, etc., además de ropa y calzado. 

Las diócesis más implicadas se están movilizando intensamente en función de la acción solidaria. Las parroquias y Cáritas de la arquidiócesis de Piura y Cáritas de Tumbes lanzaron una importante campaña solidaria, para recolectar todos los elementos mencionados posibles para las familias afectadas que más lo necesitan. 

Por su parte, Cáritas de Trujillo -a la par de la arquidiòcesis en su conjunto- puso en marcha la campaña de ayuda "Unión y solidaridad: compromiso de amor", ya que existe allí una necesidad urgente de alimentos no perecederos, lonas impermeables, agua potable y láminas de plástico. 

A su vez, Cáritas Lima invitó a todo el Pueblo de Dios a no “permanecer indiferentes ante la emergencia climática que vive nuestro país. Como respuesta a ella, en estas semanas, todas las parroquias de la arquidiócesis se convertirán en puntos de acopio, para  luego llevar nuestras donaciones a las poblaciones más afectadas por inundaciones y derrumbes”.+