Lunes 23 de mayo de 2022

Paraguay: Los obispos repudiaron enérgicamente el asesinato del fiscal Pecci

  • 12 de mayo, 2022
  • Asunción (Paraguay) (AICA)
"La sangre de tu hermano clama a mí desde la tierra", se titula el mensaje de la CEP en el que condenan enérgicamente el crimen del fiscal antinarco Marcelo Pecci, asesinado durante su luna de miel.
Doná a AICA.org

“Repudiamos enérgicamente el atentado contra la vida del joven fiscal y contra toda vida humana”, escriben los obispos paraguayos en un comunicado publicado con motivo del asesinato de Marcelo Pecci, fiscal de la Unidad Especializada de Lucha contra el Crimen Organizado y el Narcotráfico del Paraguay, que fue atacado por sicarios que llegaron hasta la playa caribeña de Barú en dos motos de agua y le dispararon mientras estaba con su esposa, la periodista Claudia Aguilera, en su luna de miel. 

“El nuevo episodio de violencia fatal que termina con la vida de Marcelo Daniel Pecci Albertini, nos duele profundamente y como Iglesia expresamos nuestra cercanía espiritual y solidaridad a su señora esposa, Claudia Aguilera, comunicadora y madre de un niño por nacer, también a los demás familiares, colegas y seres queridos”, escriben los prelados paraguayos en su comunicado difundido el miércoles 11 de mayo.

“Este luctuoso hecho –se lee en el texto- no debe ser considerado como un caso aislado, es una herida de muerte en el corazón de todos los paraguayos que buscamos vivir seguros, felices, con justicia y paz social”.

“La sangre derramada clama a Dios desde la tierra y exige la adopción de todas las medidas legales de los organismos públicos para el pronto y total esclarecimiento del hecho criminal; para que se identifique a sus responsables y se les aplique todo el peso de la ley”.

El comunicado de la CEP indica que “nuestro país requiere de hombres y mujeres valientes, patriotas y alto sentido de justicia como lo fue el fiscal Pecci, por lo que, exhortamos a las autoridades nacionales a atesorar su legado para combatir con mayor coraje e inteligencia a la mafia imperante en nuestro suelo patrio”.

“A la ciudadanía en general –concluye el comunicado- pedimos colaborar con la justicia, pedimos oración por la paz y seguridad”.

Recientemente, en marzo, los obispos paraguayos, tras celebrar la 233ª Asamblea General ordinaria ya habían alertado sobre el avance del narcotráfico “un mal que azota al país”. 

En su mensaje final habían escrito: “El narcotráfico y su contaminación con la esfera política, vínculo con instituciones públicas y servidores públicos es evidencia de una mala siembra que no supimos controlar a tiempo como sociedad. Es grave y preocupante el avance de este mal endémico que enferma y lastima severamente a nuestro país, pero aún estamos a tiempo. No nos cansemos de hacer el bien”.

Víctima de sus investigaciones contra el crimen organizado
Por su parte el gobierno de Mario Abdo Benítez señaló que el fiscal era el centro del objetivo del ataque debido a las múltiples investigaciones antidrogas que lideraba.

"Llegaron dos hombres, se acercaron, le dispararon y se fueron; un guardia quiso acercarse pero le dispararon también al guardia", relató su esposa Aguilera, que además dijo que Pecci no había recibido amenazas. Poco antes del asesinato del fiscal paraguayo, la pareja había compartido en redes sociales que estaban esperando un bebé. 

En tanto el ministro de Interior del Paraguay, Federico González, manifestó en conferencia de prensa que “entendemos que era el objetivo, pero se están analizando varias alternativas y curso de acción" y tampoco descartó la posibilidad de que el fiscal, uno de los más importantes del país, hubiese sido seguido desde Paraguay o que detrás del atentado esté el Clan del Golfo, cuyo líder máximo, Dairo Antonio Úsuga, fue recientemente extraditado a los Estados Unidos."Todas esas posibilidades están siendo investigadas en este momento tanto en Colombia como acá en Paraguay", explicó.

Pecci, de 45 años, participaba en dos de las investigaciones con mayor repercusión mediática en Paraguay: la investigación denominada "A ultranza Py" que sólo en febrero realizó 100 allanamientos, más de 40 detenciones y unos 100 millones de dólares en bienes incautados producto del tráfico de cocaína a Europa; y otra por crímenes atribuidos al narcotráfico durante un recital musical en enero en San Bernardino, cerca de Asunción.+