Viernes 29 de septiembre de 2023

Paraguay celebró su 1er. Congreso Nacional de Educación Católica

  • 27 de abril, 2023
  • Asunción (Paraguay) (AICA)
Con el lema "La educación es siempre un acto de esperanza, que desde el presente mira al futuro", tuvo lugar en Asunción los días 25 y 26 de abril.
Doná a AICA.org

“El educador es un testigo que no entrega solamente sus conocimientos intelectuales, sino sus convicciones evangélicas, su compromiso con la vida y la vida plena”, expresó el arzobispo de Asunción y presidente de la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP), cardenal Adalberto Martínez Flores, en la apertura del 1er. Congreso Nacional de Educación Católica, organizado por la CEP conjuntamente con la Universidad Católica Nuestra Señora de la Asunción, los días 25 y 26 de abril en el Salón Benedicto XVI del Seminario Metropolitano de Asunción, con el lema “La educación es siempre un acto de esperanza, que desde el presente mira al futuro”.

El encuentro tuvo por finalidad el análisis de la realidad actual de las instituciones educativas católica, la reflexión del impacto del último proceso de reforma educativa llevada adelante a partir de 1992 y la construcción participativa de un modelo educativo para las instituciones católicas que pueda constituirse en un aporte para el país.

Tal como explicó el cardenal Martínez Flores en su apertura, también es una “respuesta a la propuesta del Pacto Educativo Global, lanzada el 12 septiembre de 2019 por el papa Francisco, quien convoca a unir esfuerzos para realizar una transformación cultural profunda, integral y de largo plazo a través de la educación”. 

Los organizadores del Congreso consideran que se trata de una histórica iniciativa académica, para la cual fueron convocados los directivos de las más de 500 instituciones educativas, dependientes de la CEP, al mismo tiempo, más de 10.000 personas participaron en las encuestas pedagógicas cuyos resultados fueron analizados y discutidos en los días del Congreso.

Por su parte, el obispo del vicariato apostólico del Chaco Paraguayo y responsable de la pastoral de la Educación de la CEP, monseñor Gabriel Escobar, señaló que “La Iglesia tiene mucho que decir, la Iglesia tiene más de 21 siglos de existencia de vida, y todo lo que es la escuela, los colegios y la universidad surge de la Iglesia Católica, entonces es importante tener en cuenta que el aporte de la Iglesia es primordial en cuanto a mantener los valores integrales de la personas”.

El arzobispo de Asunción destacó además, en su discurso de apertura, que “el educador laico católico en las escuelas en general y en particular en las católicas, realiza una tarea que encierra una probada profesionalidad, pero no puede reducirse a ésta. Está enmarcada y asumida en su sobrenatural vocación cristiana. Debe, pues, vivirla efectivamente como una vocación”.

Y subrayó que “la educación es un acto de amor que ilumina el camino para que recuperemos el sentido de la fraternidad, de la amistad social, para que no ignoremos a los más vulnerables, a los descartados”, a la vez que “sabe manejar bien los tres lenguajes: el de la cabeza, el del corazón y el de las manos, armonizados. Y de ahí la alegría de comunicar”, expresó el purpurado paraguayo, encomendando a la Virgen de la Asunción y a San Marcos Evangelista los frutos del Congreso.+