Martes 26 de octubre de 2021

Octubre Misionero: "No podemos dejar de hablar de lo que hemos visto y oído"

  • 24 de septiembre, 2021
  • Buenos Aires (AICA)
El padre Jerzy Marian Faliszek SVD, director de Obras Misionales Pontificias, compartió una reflexión con motivo del Mes de las Misiones, que se celebra en octubre.
Doná a AICA.org

En ocasión del Octubre Misionero, el padre Jerzy Marian Faliszek SVD, director de Obras Misionales Pontificias, compartió una reflexión sobre el valor del testimonio.

“A lo largo del año 2021 nos venimos empeñando en estudiar y vivir el lema misionero, tomado del Libro de los Hechos de los Apóstoles: ‘No podemos dejar de hablar de lo que hemos visto y oído’. La misma frase inspiró a la Obra de la Infancia y Adolescencia Misionera (IAM) a desarrollar su formación y acción a partir del ‘testimonio’, un tema clave del presente año”, expresó.

Al respecto, consideró que el testimonio “es el único medio de expresión de los contenidos últimos de la existencia humana. Es decir, hay valores como la esperanza, la fe y el amor, que no se demuestran teóricamente, sino que hunden sus raíces en lo más hondo de la persona, que empeñan toda la vida, transforman y se traslucen”. 

“Es claro que estos valores no se extienden con publicidad o con campañas de propaganda, sino que se contagian y se transmiten. La primera forma de testimonio es la vida misma del misionero, la de la familia cristiana y de la comunidad eclesial”, detalló.

Cuando Jesús envía a los suyos por el mundo, recordó, les dice: “Serán mis testigos”. “El ser testigos es evidenciar con nuestro estilo de vida lo que creemos. Y eso podemos comenzar a hacerlo en nuestras propias familias. La familia es el lugar donde se está jugando hoy, en buena parte, la fe o la increencia del futuro. En muchos contextos, la pandemia ha traído a las casas y a las familias la experiencia de las primeras comunidades cristianas, la experiencia misionera compartida entre padres e hijos”.

El sacerdote se centró luego en dos ejemplos que aparecen en el último número del boletín de la IAM, centrado en ‘El valor y el significado del testimonio en la vida de los niños y adolescentes de hoy’. 

En primer lugar, la hermana Geneviève, de Ruanda, habla de los niños como “misioneros de corazón puro” capaces de convertir a los demás: “Para los niños todo es posible.  Recuerdan perfectamente lo que han aprendido de la Palabra de Dios y lo repiten con convicción a los padres y a los amigos, haciendo, por ejemplo, que los padres vuelvan a frecuentar la misa”. Luego apuntó el testimonio de Teresita Castillo de Diego, una niña adoptada por un matrimonio madrileño, que a los 10 años ofreció su sufrimiento “para llevar a otros a Jesús”. “Desde su cama de hospital animaba a los niños a ser misioneros, deseando que fueran felices, que fueran amigos de Jesús y que se parecieran a Él”, destacó.

Un ejemplo del compromiso evangelizador de un hogar lo había vivido el papa Francisco, quien así recuerda los años de su infancia: “Tuve la gracia de crecer en una familia en la que se vivía de modo sencillo y concreto; pero fue sobre todo mi abuela, la mamá de mi padre, quien marcó mi camino de la fe... Recibí el primer anuncio cristiano precisamente de esta mujer, ¡de mi abuela! ¡Esto es bellísimo! El primer anuncio en casa, ¡Con la familia!”, recordó el padre Faliszek.

“En este tiempo, aún oprimido por la pandemia, parece inapropiado hablar de testimonio gozoso, pero para nosotros los cristianos, debería ser algo natural, espontáneo, que toma nuevas fuerzas precisamente en estos momentos.  Según el relato de Lucas, los tiempos difíciles no han de ser tiempos de lamentos y desaliento. No es tampoco la hora de la resignación o la huida. La idea de Jesús es otra. Precisamente en tiempos de crisis ‘tendrán ocasión de dar testimonio’”, concluyó.

Durante el mes de octubre, llamado "octubre misionero", se llevará a cabo la Colecta Mundial por las Misiones, que tendrá lugar el fin de semana del 9 y el 10 de octubre, con el lema "Es tiempo de hacernos cargo y dar a conocer aquello que tenemos en el corazón". Más información y formas de colaborar en www.ompargentina.org.ar.+